Acuerdo por 2 millones y 1 año entre Isaiah Thomas y Denver

Celtics, Cavaliers, Lakers y Nuggets. En menos de un año, estos han sido los equipos a los que ha pertenecido Isaiah Thomas (29 años y 1,75 metros). A última hora del 12º día de la agencia libre 2018, la misma en la que hace 12 meses aspiraba a conseguir un máximo contrato en torno a 200 millones de dólares, el base a ha llegado a un acuerdo por el mínimo con Denver: 2 millones de dólares y una temporada. Un acuerdo adelantado por Adrian Wojnarowski (ESPN).

Un fichaje que supone partir de cero para Isaiah después de una última campaña marcada por la lesión que padece en la cadera desde la primavera de 2017 y que le obligó a pasar por el quirófano a comienzos de este mes de abril. Una vez esté recuperado —tiempo tiene hasta el inicio del curso—, Thomas volverá a trabajar a las órdenes de Mike Malone. El técnico que ya le dirigió en su último curso en Sacramento (2013-14) tiene la intención, según informa Wojnarowski, de otorgarle un rol significativo tanto en tareas anotadoras como de dirección de juego. Aunque eso sí, partiendo desde el banquillo.

Jamal Murray y Gary Harris continuarán formando el backcourt titular de unos Nuggets que en este mercado han renovado ya a Nikola Jokic (148 millones y 5 años) y Will Barton (54 millones y 4 años), además de haber traspasado a Wilson Chandler a los Sixers y a Kenneth Faried y Darrell Arthur (todos ellos competencia para Juancho Hernangómez) a los Nets hoy mismo. Operaciones que les han permitido liberar una importante masa salarial. 

La llegada de Isaiah al equipo de las Rocosas no supone ningún riesgo dado el bajo coste de su contrato. Es más, si el de Tacoma recupera el nivel de sus dos últimos años en Boston, Denver contará con otro gran anotador que dará mayor profundidad a su plantilla. Otra cuestión es la defensa, faceta en la que los Nuggets salieron mal parados en la 2017-18 y tampoco está entre los puntos fuertes de la nueva adquisición. Por su parte, Thomas tendrá la oportunidad de recuperar su estatus de cara al verano de 2019 en un equipo que aspira a entrar en los playoffs en un Oeste más salvaje que nunca.

  

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*