Nicaragua se echa a la calle para protestar contra Ortega

A sus 76 años Marta Rivas se plantó desde las diez de la mañana del jueves en la rotonda Cristo Rey, de Managua, para participar en la manifestación convocada por la opositora Alianza Cívica y apoyada por las cámaras empresariales para expresar su repudio al presidente Daniel Ortega y exigir el fin de su mandato, tras sumir a Nicaragua en la peor crisis política desde 1990, que ha dejado ya más de 300 muertos. “Estoy aquí para que tengamos justicia, paz y libertad”, dijo Rivas mientras ondeaba la bandera azul y blanco de Nicaragua. “Estoy aquí para que nunca más seamos esclavos de ningún dictador, para que seamos libres como las palomas”. A su al rededor se reunían centenares de personas a la espera del inicio de la manifestación, la más importante desde la Marcha de las Madres del 30 de mayo, que fue atacada por huestes de Ortega con un saldo de decenas de muertos.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*