Carter, última parada: «Lo mío no es ir ahora a por un anillo»

Vince Carter nació el 26 de enero de 1977. Y fue drafteado (número 5) el 24 de junio de 1998. La próxima temporada jugará en Atlanta Hawks, su octava camiseta en la NBA (Raptors, Nets, Magic, Suns, Mavericks, Grizzlies y Kings). Allí pondrá experiencia y veteranía para un bloque muy joven y que inicia una reconstrucción centrada en el explosivo base Trae Young, otro número 5 de draft (2018). Los Hawks se hicieron con él en la noche de la elección. Elegido por los Mavericks, fue enviado a Atlanta con la primera ronda de 2019 a cambio de Luka Doncic. Cuando nació Young (19 de septiembre de 1998), Carter ya había sido drafteado (por los Warriors, que lo intercambiaron con Antwan Jamison).

Carter sigue al pie del cañón, y lo hará con un contrato mínimo (2,4) para poder seguir disfrutando del baloncesto NBA. Será su salario más bajo desde 2001. Por entonces ya era all star. Lo fue ocho veces, la última en 2007. Y acababa de ser incluido en el Segundo Mejor Quinteto de la liga. También tenía ya su oro olímpico (2000). Estar será su temporada número 21 en la NBA. Él y Dirk Nowitzki (el primero en hacerlo con una sola franquicia) se unirán en cuanto jueguen un partido oficial a los únicos que han sumado tantas campañas: Robert Parish (cuatro equipos), Kevin Willis (ocho, jugó con Carter en Toronto) y Kevin Garnett (3). En partidos, es noveno en el histórico con 1405. Y es junto a Nowitzki el último superviviente de los draft de los años 90 a la espera de lo que hagan con sus carreras Jason Terry y Manu Ginóbili. Carter es también el jugador más veterano de la NBA con sus 41 años y 189 días (Kevin Willis jugó con más de 44 años, Nat Hickey con casi 46 en 1948).

Ahora, antes de su aventura en los Hawks, Carter ha dejado claras dos cosas: que no le obsesiona retirarse sin un anillo de campeón y que lo normal sería que ese momento del adiós se materialice al final de esta ya casi inminente temporada 2018-19. Sobre lo primero, lo tiene claro: “No tengo ningún problema con lo que hacen ahora muchos jugadores pero vengo de una época en la que todo era de otra manera. Y eso es lo que llevo dentro. Lo de ahora sencillamente no va conmigo”.

Y sobre lo segundo, casi casi también: “Lo que quiero es seguir jugando, aprovechar los minutos que tenga. El próximo verano no sé qué pasará, pero antes de plantearme ir a un aspirante al título, supongo que me retiraré. Todavía me apasiona jugar al baloncesto pero cuando llegue el momento, habrá llegado. Y al 90% creo que será después de esta temporada”.

Se acerca el adiós de un histórico y otro, Dirk Nowitzki, no ha perdido la ocasión de sacar partido al asunto en Twitter, donde el alemán está especialmente sembrado en los últimos tiempos:

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*