Deng, sobre su situación en los Lakers: «Yo sólo quiero jugar»

Luol Deng continúa apartado en los Lakers, siendo un jugador de corte residual desde que llegó por dos razones: no dar el nivel que se esperaba de él y tener un contrato demasiado alto si se tiene en cuenta lo anterior. Él quiere redimirse, pero el equipo angelino empieza ahora una ilusionante etapa de la mano de LeBron James y el británico parece no tener, de nuevo, sitio en el equipo.

Deng (nacido en Sudán del Sur) lanza un grito de auxilio en la previa del NBA Africa Game. En declaraciones que recoge IOL, apremia a los responsables a encontrar una solución: «Quiero jugar, quiero ser parte de algo. Pero también sé que jugaré donde me quieran, donde me sienta valorado. No quiero fastidiar a nadie, pero jugaré para el que crea en mí».

La temporada pasada sólo jugó un partido, el primero. La deriva que han tomado, una reconstrucción de la mano de los más jóvenes, le ha dejado fuera de la rotación.

Su situación contractual es peliaguda desde el primer día. Se le firmó un contrato de 72 millones por 4 años del que todavía le falta dos por cumplir, una rémora si tenemos en cuenta que no ha aportado en la cancha lo que debería decir su chequera. Fue una operación del anterior mánager general, Mitch Kupchak, que el actual presidente, ‘Magic’ Johnson, insiste en que será difícil de remediar.

Deng cree en sus opciones: «Pueden decir lo que quieran, pero todavía puedo jugar. Lo podéis comprobar si veis todos los días cómo entreno».

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*