LeBron se sincera: su llegada a Lakers, expectativas, activismo…

Aprovechando la inauguración de su colegio I Promise en su Akron natal, LeBron James concedió a Rachel Nichols y la ESPN su primera entrevista desde que el pasado 1 de julio tomara la decisión de fichar por los Lakers. «Ese es el objetivo«, responde al ser preguntado sobre la posibilidad de conseguir otro anillo. «Me entreno y me preparo cada día para competir por el campeonato. Magic (Johnson), Jeanie (Buss) y Rob (Pelinka) también. Cuando uno tiene alrededor a gente que tiene en mente el mismo objetivo, puedes vivir con el resultado«, prosigue el alero.

La explicación de su decisión: cerca de Philadephia y Houston

«Pensé largo y tendido sobre la posibilidad de irme a jugar con Ben (Simmons) y Joel (Embiid) o hacerlo junto a Harden y Chris (Paul). Simplemente sentí que en este momento de mi carrera, quizá el último así para mí —y como hice cuando me fui a Miami, cuando todo el mundo pensó que me unía a un súper equipo cuando en realidad creo que el récord de los Heat el año anterior fue de 47-35—, me gustaba el reto de ayudar a los Lakers a recuperar un estatus que no han tenido desde hace varios años. Sé que no han alcanzado los playoffs en los últimos años, pero su la organización de los Lakers y su historia se corresponden con una de las mejores de siempre. Poder formar parte de una ella supone un gran momento ya no sólo para mí y mi familia, sino también para la historia del baloncesto en general».

Por qué no exigió la llegada de más estrellas

«Me encantan los jóvenes que tenemos y de ninguna forma quería meter mi mano. Creo que Rob (Pelinka, el general manager), Magic (Johnson, el presidente) y Jeanie (Buss, la propietaria) han hecho un trabajo increíble remodelando los Lakers para que vuelvan a ser lo que deben ser, manteniendo vivos los sueños del Dr. Buss (el difunto padre de Jeanie y antiguo dueño del equipo) e impulsándolos hacia delante. Saben lo que es mejor para el equipo. Yo quería ser una pieza más en este camino por volver a ser una franquicia campeona».

Paul George

«No hablé mucho con Paul. Creo que él hizo lo mejor para él. Eso es lo que todos los jugadores deberían hacer, pensar en lo que es mejor para ellos y sus familias. No hay que sentirse presionado en exceso por nadie. Si se da la ocasión de jugar junto a alguien más, hay que aprovecharla. Todos vemos que él tomó la mejor decisión para sí mismo y su gente».

Una controvertida plantilla con Rondo, McGee, Beasley y Stephenson

«Tenemos a gente que ama jugar al baloncesto. Eso es lo que hacen todos los días. Eso me encantan y creo que a Pelinka y Magic también. Eso es lo que han hecho con los fichajes al traer a Lance (Stephenson), JaVale (McGee), Michael Beasley y a Rondo, gente que desde que se despiertan están pensando en baloncesto. Todo lo demás es secundario. El foco siempre va a estar allá donde mi nombre esté involucrado, así que no debería ser esto ninguna sorpresa».

¿Se avecina el ocaso de su carrera?

No lo veo así porque no siento que esta vaya a ser una de mis últimas temporadas al máximo (cumplirá 34 años a finales de diciembre). Es otro número estadístico más, a lo largo de mi vida siempre he demostrado que soy bueno rompiendo los pronósticos. […] Ni siquiera pienso que este sea un año de reconstrucción. Tenemos la oportunidad de hacer algo que muchos no piensan que seamos capaces de hacer. Eso nos gusta, que digan que es ‘otro año más de reconstrucción y que no tenemos lo suficiente’. Eso nos motiva».

La presión

«La presión y las críticas forman parte del cuadro. Va a haber veces en las que, como grupo joven que somos, habrá preguntas sobre el rumbo del equipo. Forma parte de la naturaleza humana. Lo entiendo. Siempre he formado parte de ello, sé mucho sobre los altibajos en una misma temporada. Lo que no podemos hacer es perder la atención en cuál es el principal objetivo, que no es otro que ser mejores cada día. Construir hábitos ganadores, no quiero decir que ahora seamos un equipo ganador».

Su hijo mayor, LeBron James Jr.

«La presión que arrastra ha supuesto un desafío para todos nosotros, pero es algo divertido. Me encanta. Así tiene la oportunidad de conocer algunas situaciones que a mí me tocó vivir. Nadie le llama LeBron en nuestra casa. Tampoco Junior. Le llamamos Bronny. Y todos los días se levanta diciendo: ‘Debo asegurarme de que cuido a mi hermano y hermana pequeños y ser un gran hombre’. Se preocupa de hacer sentirse orgullosos a su madre y su padre, después llega todo lo demás. Es maravilloso verle crecer y crecer y jugar al deporte que a él le gusta. No el que su padre quiere que haga. A él le encanta jugar al baloncesto, divertirse con sus compañeros y lo hace de forma correcta. Eso es lo que me hace sentir feliz».

El LeBron activista

A lo largo de la entrevista, de 20 minutos de duración, Nichols también le pregunta por la polémica de hace unos meses en la que Laura Ingraham, periodista de la FOX, le mandó callar y que se pusiera a botar el balón («shut up and dribble«). Fue su forma de atacarle por sus críticas al presidente Trump. Esto es lo que comentó LeBron sobre el altavoz que puede ejercer al posicionarse sobre cuestiones sociales y políticas:

«Tengo voz, una plataforma, muchos niños y no sólo niños, sino también adultos, que buscan un guía, alguien que les encabece cuando sienten que su propia voz no es lo suficiente poderosa. Así que cuando ves a alguien que es injusto, que se equivoca y que intenta dividirnos como raza o como país, entonces percibo que mi voz puede ser amplificada y escuchada. Sobre todo viniendo del mundo del deporte. No estaría hablando contigo, Rach, no estarías entrevistándome si no fuera por el deporte. El cometido del deporte es unir a un grupo de individuos para luchar por un objetivo común que es ganar, divertirse y formar vínculos de camaradería. Y que un individuo o partido intenten dividirnos usando nuestra plataforma del deporte —cuando el deporte me ha dado todo lo que jamás pude imaginar—, lo siento, pero no puedo permitirlo. Expresando mi opinión hice saber a la juventud y a la gente que busca un guía que me preocupo por ellos y que seré su propia voz. Esto me apasiona porque, como he dicho, el objetivo final del deporte es unir a la gente. Es por eso por lo que estoy aquí».

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*