ESPN: los Warriors ganarán el anillo; LeBron, quinto candidato

A poco más de dos meses para el inicio de la temporada 2018-19 en la NBA, ESPN ha consultado a sus especialistas para conocer quién será el próximo campeón. El resultado fue el esperado: Golden State Warriors conquistará su tercer anillo, el cuarto en los últimos cinco años. Una decisión que ha contado con la unanimidad de los periodistas consultados. El segundo máximo candidato es Boston Celtics y el tercero, Houston Rockets. Detrás de estos tres se encuentran Toronto Raptors y Los Angeles Lakers de LeBron James. 

Conferencia Este

Más allá de la lucha por el campeonato, el medio norteamericano también se centra en la batalla en las dos conferencias. En el Este, Boston Celtics parece insuperable. Tanto Raptors como Sixers se quedarían a las puertas del primer puesto al finalizar la Temporada Regular.

Boston Celtics

El regreso de Kyrie Irving y Gordon Hayward de sus respectivas lesiones, unido al increíble potencial de jóvenes como Jayson Tatum y Jaylen Brown hacen de la franquicia de Massachusetts un rival temible en el Este. Imbatible si todas esas piezas encajan. «Vamos a tener diferentes quintetos y todos van a tener su oportunidad (…). Puede que tengamos diez jugadores titulares«, dijo Brad Stevens sobre una plantilla larga y profunda que sueña con el anillo.

Toronto Raptors

En Canadá se vive una nueva etapa. Borrón y cuenta nueva con las salidas de Dwane Casey y de DeMar DeRozan. «Todos sabían que teníamos que hacer algo diferente. Hemos estado haciendo lo mismo ¿cuántos años? No puedes seguir haciendo lo mismo una y otra vez«, confesó Masai Ujiri, mánager general de Toronto, cuando se hizo oficial la llegada de Kawhi Leonard y la marcha de DeRozan a San Antonio. Tener a un jugador del nivel de Leonard hace de los Raptors temibles y a la vez inciertos: el estado físico del alero y sus ganas de participar en el proyecto son preguntas a resolverse. Si ambas respuestas son positivas, El Norte será un peligro real.

Philadelphia 76ers

La juventud de sus estrellas es su gran virtud y su incógnita más grande. Que los Sixers suban un escalón más en la NBA dependerá del paso adelante de Joel Embiid, Ben Simmons y, sobre todo, Markelle Fultz. Recuperar la versión que hizo al base número uno del draft 2017 puede ser la gran diferencia entre ser una segura cabeza de serie en los Playoffs del Este o tener que sufrirlo hasta el final. La competencia en el Este crece y la competencia será más desgarrada que en años pasados.

Conferencia Oeste

En cuanto al Oeste, no habrá sorpresas para la ESPN. Golden State ocupará la primera plaza, mientras que Houston Rockets y Oklahoma City Thunder, la segunda y tercera, respectivamente. La llegada de LeBron James a Los Ángeles eleva a los Lakers al cuarto puesto tras cinco temporadas seguidas fuera de las rondas finales por el título.

Golden State Warriors

La Bahía disfruta desde hace años de uno de los mejores (sino el mejor) equipos en la historia de la NBA. Los números son claros: dos anillos seguidos y tres en cuatro campañas. Este año contarán con un nuevo argumento para tiranizar al Oeste: DeMarcus Cousins. El nivel del pívot, con una fractura en el tendón de Aquiles desde finales de enero, es la única sombra a esclarecer. Despierta cierta inquietud también la edad que empiezan a tener jugadores clave de la segunda unidad: Andre Iguodala va camino de los 35 años y Shaun Livingston cumplirá 33 este septiembre.

Houston Rockets

Texas rozó con los dedos las Finales la pasada temporada. Un segundo tiempo horrible en el séptimo partido de la final de Conferencia frente a los Warriors y la lesión de Chris Paul en el quinto dejaron a los Rockets a las puertas de la última ronda de los Playoffs. Y eso pudo ser fatal: ¿ese era un momento único y difícil de repetir? Hay fe en Houston. A la pareja Harden-Paul se ha incorporado Carmelo Anthony. El alero está ante su última oportunidad: su rendimiento revelará si es todavía un jugador determinante o si está en el cénit de su carrera. Las salidas de Trevor Ariza y Luc Mbah a Moute abren una vía de agua en el casco de una de las grandes defensas del pasado curso.

Oklahoma City Thunder

Retener a Paul George y conseguir colocar a Carmelo Anthony. Sam Presti logró mantener a flote un proyecto que parecía condenado a la extinción después de caer contra Utah Jazz en la primera ronda de los Playoffs 2018. La derrota en seis partidos contra el equipo de Salt Lake City fue un golpe al mentón de OKC y ratificaba lo visto durante la Temporada Regular: la cuarta posición y las 48 victorias no tapaban el pésimo rendimiento mostrado sobre la pista. Pero eso ya es pasado. Puede que se tocó el fondo para crecer con más fuerza. Pocos equipos tienen a Westbrook, George y Adams en una misma plantilla. La llegada de Dennis Schröder da un salto realmente interesante a la segunda unidad. La recuperación de Andre Roberson es una garantía defensiva para OKC.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*