El éxodo venezolano atraviesa los Andes

“Ya tenemos una semana en carretera. Nos fuimos a pie y nos dieron muchas colas [autostop], vimos el lado humano de Colombia, que no lo habíamos visto en Cúcuta”, donde pasaron un mes trabajando en medio de maltratos, cuenta sentado sobre sus maletas. A su lado avanza la enorme fila de migrantes que buscan sellar su pasaporte u obtener su Tarjeta Andina Migratoria, el nombre formal. Ante la parálisis de las autoridades venezolanas para emitir documentos, ese papel se ha convertido en la tabla de salvación para transitar a terceros países, aunque Ecuador anunció el pasado jueves que comenzará a exigir el pasaporte.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*