«Klay Thompson no se va a ir, se va a retirar en los Warriors»

El principal propietario de los Warriors, Joe Lacob, aseguró que estaban “a años luz» del resto de franquicias. Se refería, con su habitual falta de modestia, no tanto a los resultados en la pista (tres anillos en cuatro años, el 73-9, el 15-1 en playoffs…) como a una labor en los despachos que ha propiciado que los de la Bahía se estén convirtiendo en, seguramente, el mejor equipo de todos los tiempos. Uno que después de esta temporada dejará Oakland y se irá a San Francisco para, en el lujoso Chase Center, asaltar la cima de ganancias que ocupan Knicks y Lakers.

Lacob quiere que los Warriors sigan teniendo el mejor equipo posible para ganar más títulos… y para no acabar con la gallina de los huevos de oro que debería ser ese traslado al otro lado de la Bahía. Por eso monitorizan la situación de cada estrella de la NBA sin dar nada por imposible: no lo era Kevin Durant y Anthony Davis es su gran deseo si se rompe el bloque del big four: Stephen Curry, Kevin Durant, Klay Thompson y Draymond Green. De ellos, solo Stephen Curry, con un megacontrato hasta 2022, seguirá sin duda en el equipo si no sucede nada muy extraño. Durant ha firmado un contrato en formato 1+1 y tocará afrontar las renovaciones de Klay Thompson (agente libre el próximo verano) y Draymond Green (en 2020).

En principio, no puede haber dinero para todos. Green ya reconoció que se rebajó su primer gran contrato con la idea de que el equipo echara el guante a Kevin Durant. Y Klay Thompson debería tener ofertas mareantes dentro de un año, cuando se convierta en agente libre. Klay es feliz en California, adora el clima y el estilo de vida… pero los Lakers también están en Cali, tienen a LeBron, tendrán dinero y cuentan con el factor emocional de que el padre del escolta, Mychal, fue campeón con el equipo del Showtime (1987 y 1988). Klay, natural de L.A. parece un jugador ideal para formar junto a LeBron…

…Pero el propio Mychal ha salido a tranquilizar a los aficionados de los Warriors. Y lo ha hecho de forma muy concluyente: “Sí, lo puedes recalcar: Klay se va a retirar con los Warriors. Va a ir al Chase Center pero no como aficionado, va a jugar allí. Va a seguir en los Warriors siete u ocho años más. Han formado algo increíblemente bueno allí, muy especial. Van a aspirar al título durante seis o siete años más, no van a romper su núcleo duro. Los Bulls de Jordan se rompieron demasiado pronto. Los dueños no van a permitirlo. Ni de broma. Son los Warriors, es la Bahía de San Francisco, van a tener un nuevo pabellón fantástico… Y el dinero no va a ser un problema”.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*