Euroliga, ACB, China… los 27 NBA que dejan Estados Unidos

Como cada verano, un puñado de jugadores que han pasado por la NBA la temporada anterior han cambiado de aires y han dejado Estados Unidos: China se ha convertido en un mercado recurrente para los estadounidenses, jóvenes que buscan relanzar su carrera o veteranos a la caza de contratos más lucrativos de los que les ofrece la NBA. No tanto por volumen (inferior a Europa) pero sí por los nombres, algunos de los más importantes entre los que cambian de aires.

De un total de 27, seis se van al país asiático:

-Al Jefferson (De Indiana Pacers a Xinjiang Flying Tigers): Camino de los 34 años, un clásico como Al Jefferson deja una NBA a la que llegó en 2004. Pívot de excelentes movimientos ofensivos al poste, perdió mucho protagonismo en su segunda temporada en los Pacers (13,4 minutos y solo 7 puntos de media, sus peores números desde el año rookie).

-Malcolm Delaney (De Atlanta Hawks a Guangdong Southern Tigers). Uno de esos casos que le duelen a Europa. Con 29 años, el base se va a China después de dos campañas en los Hawks. Ha sonado como refuerzo para los grandes del Viejo Continente (Real Madrid y Barcelona incluidos) ya que dejó aroma de estrella en su paso por el Lokomotiv Kuban. En los Hawks no pasó de suplente más o menos aseado. En China se llevará dos millones de dólares por una temporada.

-Aaron Jackson (De Houston Rockets a Beijing Ducks). 32 años y corta aventura NBA en el banquillo de los Rockets. Debutó el 11 de abril y fue cortado el 5 de julio. Ha decidido volver a su antiguo equipo en China. Antes se hizo un gran nombre en Europa: de Turquía e Italia al Bilbao Basket y de ahí al CSKA de Moscú, con el que ganó la Euroliga.

-Marreese Speights (De Orlando Magic a Guangzhou Long-Lions). Acaba de cumplir 31 años, todavía, y fue un número 16 de draft y campeón con los Warriors en 2015. Después no ha brillado ni en los Clippers ni en los Magic y ahora lleva su capacidad anotadora a las muchas más sencillas pistas chinas, donde le entrenará Juan Antonio Orenga.

-Trevor Booker (De Indiana Pacers a Shanxi Brave Dragons). Por dos millones al año deja una NBA a la que seguramente regrese (tiene 30 años). Primera ronda de draft en 2010 ha pasado por Wizards, Jazz, Nets, Sixers y Pacers y no será difícil que alguna franquicia requiera un interior de sus características en el futuro. Pero, por ahora, a China.

-Joe Young (De Indiana Pacers a Nanjing Tongxi Monkey Kings). 23 años, número 43 en 2015 y tres temporadas en Indiana (de donde salen tres jugadores hacia China). El base solo ha promediado 8,5 minutos en la NBA.

La Euroliga ha atraído este verano a ocho jugadores NBA, dos de ellos europeos, a los que habrá que seguir muy de cerca:

-Shane Larkin (De Boston Celtics al Efes). 25 años para un jugador que debería volver a ser desequilibrante en Europa. Recaló en el Baskonia, pudo ser del Barcelona, eligió los Celtics (donde cumplió la pasada campaña) y ahora, a Turquía. Mucho potencial.

-Tyler Ennis (De Los Angeles Lakers al Fenerbahçe). Todavía 23 años y número 18 del draft de 2014, le toca hacer la adaptación a Europa por la vía rápida porque tiene que suplir a Brad Wanamaker en el Fenerbahçe de Obradovic, donde la exigencia es máxima. Mucho talento como director, no ha terminado de asentarse en una NBA en la que ya es un trotamundos… demasiado pronto. Oportunidad de oro para él.

-Joffrey Lauvergne (De San Antonio Spurs al Fenerbahçe). Con 26 años el pívot francés vuelve a Europa, también para optar a ganarlo todo con Obradovic. Vuelve sabiendo que tiene sitio en una rotación NBA (los Spurs fueron su último equipo) pero que es en la Euroliga donde puede ser verdaderamente diferencial. El Barcelona le hizo una oferta.

-Alec Peters (De Phoenix Suns al CSKA de Moscú). Número 54 del draft 2017 e integrante de la rotación de los Suns la pasada temporada, llega a Moscú con mucho que demostrar pero potencial: ocho triples y 36 puntos en su último partido NBA y más de 17 puntos y 7 rebotes de media en la G-League.

-Darrun Hilliard (De San Antonio Spurs al Baskonia). No se asentó en la NBA pero su pólvora exterior en la G-League le ha valido esta oportunidad (a priori inmejorable) en el Baskonia. Tiene 25 años y, si se adapta bien, puede ser un nuevo jugón para el baloncesto europeo. Buen tirador y bueno en el uno contra uno.

-George Papagiannis (De Portland Trail Blazers al Panathinaikos). Los Kings le dieron (vía traspaso con los Suns) un sorprendente número 13 del draft que no gustó en su momento a DeMarcus Cousins. Muy joven y poco explosivo, no cuajó. Tampoco en Portland. Así que ha firmado por cinco años con la idea de asentarse en el Panathinaikos. Si lo logra, puede ser un pívot muy importante en la Euroliga. Tiene todavía 21 años y es un 2,18 lento pero con buenos movimientos.

-Jordan Mickey (De Miami Heat al Khimki). Los Heat no le renovaron por 1,6 millones así que probará suerte en Rusia. Es un cuatro de 24 años con una tremenda potencia física que le puede hacer encajar bien en el equipo de Bartzokas, al que le gusta poner mucho músculo alrededor del talento de Shved. Un fichaje interesante.

-Markel Brown (De Houston Rockets al Darussafaka). Ya jugó en el Khimki hace dos años. Casi sin presencia en los Rockets (y poca en los Nets en su primera etapa NBA), decide volver a la Euroliga, donde pondrá trabajo y defensa en un interesante Darussafaka: Ray McCallum, Jon Diebler, Jeremy Evans…

Y, finalmente, a estos catorce jugadores, hay que sumar otros trece que se han comprometido con equipos europeos que no disputarán la Euroliga:

-Matt Costello (Avellino)

-Marcus Paige (Partizan)

-David Stockton (Medi Bayreuth)

-Erik McCree (Pesaro)

-Milton Doyle (UCAM Murcia)

-Nigel Hayes (Galatasaray)

-Isaiah Whitehead (Lokomotiv Kuban)

-Andrew White (Afyon Belediye)

-London Perrantes (Limoges)

-Jack Cooley (Sassari)

-Julyan Stone (Reyer Venezia)

-Josh Maggette (Cedevita)

-Myke Henry (Ironi Nahariya)

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*