A por una estrella para LeBron: ¿Ingram, Kawhi, Butler, Klay…?

LeBron James aterrizó en los Lakers este verano, pero estará más solo que nunca. El Rey  no jugará junto a una segunda estrella como le ocurrió en Cleveland (Kyrie Irving) o en los Heat (Dwyane Wade) y tampoco contará con un Kevin Love o un Chris Bosh para completar su particular Big Three.

LeBron encadena ocho finales seguidas, pero esta temporada parece que será más difícil sumar una novena en su primera presencia en un Oeste más competitivo. De todas formas, el futuro de los Lakers con la llegada de LeBron es más óptimo, aunque aún faltan piezas para construir un proyecto ganador y solo hay dos caminos: buscarle a LeBron un buen escudero internamente o en el mercado.

Primera opción. Magic Johnson prometió antes del draft que si no reclutaba a un estrella para los Lakers en los próximos dos años dejaría el cargo. Llegó LeBron; asunto finiquitado. Pero a pesar de los rumores que colocaban a Kawhi en Los Ángeles, finalmente los Lakers han pensado más en el próximo verano y se han centrado en lo que ya hay en la franquicia: Brandon Ingram, Kyle Kuzma, Lonzo Ball y Josh Hart. La explosión de estos jugadores genera dudas —puede ocurrir o no—, pero LeBron, por ejemplo, confía en que Ingram se convierta en un potencial all star este mismo año y el buen binomio atraiga a grandes estrellas en el mercado estival de 2019.

Segundo tema. Salvo LeBron y algunos de los jóvenes, los Lakers no tienen muchos compromisos contractuales para el próximo curso. Ha fichado a veteranos por una temporada (Rondo, Caldwell-Papa, Stephenson, McGee…) y podrían buscarle una salida a Luol Deng (18,8 millones en la 2019-20) para tener más espacio salarial: unos 43 millones prescindiendo de estos jugadores.

Podría optar por retener a Ingram, Ball, Kuzma y Hart —más los rookies Moritz Wagner, Svi Mylhiliuk e Isaac Bonga— y apostar por un peso pesado del mercado y rellenar el equipo con veteranos. La pregunta es: ¿quién podría ser esa súperestrella?

Hace unos días LeBron James, Kevin Durant y Kawhi Leonard coincidieron en la cancha de UCLA. El Rey podría estar ya intentando convencer a algunos jugadores para se marchen a Los Ángeles el próximo verano. En el caso de Durant, aunque no está muy claro que quiera dejar unos Warriors con los que ya lleva dos años, la franquicia de Oakland podría ofrecerle 221 millones en cinco años, mientras que la angelina 164 en cuatro.

La opción de Leonard parece más sencilla. Lo primero, porque el ex de los Spurs ha reiterado en múltiples ocasiones que su sueño es jugar en Los Ángeles y también porque su llegada saldría algo más barata que la de Durant (y Deng podría quedarse). Los Raptors pueden renovarle por 190 millones en cinco años y los Lakers, llegar hasta los 140 en cuatro. Por el mismo precio saldrían otros agentes libres en 2019: Klay Thompson (su padre ha dicho que se va a retirar en los Warriors), Jimmy Butler (se rumorea que sí estaría interesado en jugar con LeBron), DeMarcus Cousins, Kemba Walker y Kyrie Irving (improbable, dado que su relación con LeBron no es la mejor). 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*