Cinco candidatos NBA a ‘tankear’ la próxima curso

Los Sixers demostraron los beneficios del tanking las pasada temporada. Tras media década haciéndolo, juntaron a varios top-3 del draft (Joel Embiid, Ben Simmons, Jahlil Okafor, Markelle Fultz…) para alcanzar las 50 victorias por primera vez desde la campaña 2000-01. En ésta, cinco franquicias (para Sport Illustrated) tienen pinta de que se dejarán ir para pescar algo gordo en el draft.

Atlanta Hawks

Se les nota a la legua. A pesar del panorama que hay en el Este, no tienen activos suficientes para luchar por nada. Otra pista, mandaron a Dennis Schröder, su mejor anotador (19,4 puntos por partido) a Oklahoma City Thunder. El trío Kent Bazemore, John Collins y Taurean Prince pinta bien, pero en el mejor de los casos serán jugadores de rotación. Los Hawks miran al draft, en el que posiblemente obtengan una de las primeras cinco elecciones. ¿Candidatos a la primera?

Brooklyn Nets

La próxima temporada será el primer año desde 2013 en el que los Nets podrían estar incentivados a perder. Aquel año firmaron un mal acuerdo con los Celtics, que les permitió un par de presencias en los playoffs, pero les ha convertido en un equipo que ha superado las últimas tres temporadas las 50 derrotas. Aunque en Brooklyn tanquear no sea una estrategia muy popular, cuando entre el invierno y la derrotas se acumulen, la opción de elegir algo gordo en el draft podría pesar más que el objetivo que se han marcado: 36 míseras victorias. Además, tiene dinero para fichar en el mercado y un Top-5 del draft será más atractivo para los jugadores.

Phoenix Suns

La llegada de DeAndre Ayton (número 1 del draft) y la incorporación de Trevor Ariza no mejorarán mucho las opciones de la franquicia texana. Solo un milagro evitaría que los Suns no fueran de los peores equipos de la NBA la próxima temporada. Aaron Booker renovó hasta 2024 y los Suns deben centrarse en rodearlo de un grupo de jugadores jóvenes con talento. La temporada sí que les puede servir para saber de qué es Dragan Bender (Marquese Chriss fue traspasado este viernes a los Rockets). Phoenix tendrá un equipo joven (siete jugadores tienen 22 años o menos) y va derecho a las 50 derrotas, pero en un par de años —y con ayuda del draft— puede convertirse en un proyecto interesante.

Cleveland Cavaliers

La salida de LeBron James debería haber acelerado la destrucción de estos Cavaliers, pero la franquicia confió en Kevin Love (cuatro años más) y con su permanencia, los Cavs pueden luchar por estar en el playoff, aunque no será tampoco fácil. Salvo Love, los Cavs no tienen más estrellas: se nutren de veteranos y jóvenes, que son aún un misterio. ¿Explotarán? ¿No lo harán? El mejor camino para que Cleveland vuelva a dominar el Este es copiar su fórmula perdedora de hace años, que llevó a Kyrie Irving al equipo.

New York Knicks

El futuro de los Knicks la próxima temporada está en la rodilla de Kristaps Porzingis. El letón aún no tiene fecha de regreso y de su vuelta dependen las opciones de la franquicia neoyorkina: si lo hace antes de Navidad, los Knicks podrían centrarse en alcanzar los playoffs, pero si la recuperación se alarga hasta febrero o marzo… Seguramente David Fizdale quiera dejar buena impresión, pero a ver cómo van las cosas cuando Porzingis esté listo. Los Knicks se frotan las manos con el próximo mercado (Irving, Butler…) y la llegada de un all star (o dos) junto a un Top-5 del draft podría ser el mejor camino para renacer.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*