Trump, a la caravana de migrantes: “Consideraremos las piedras como armas de fuego”

Donald Trump anunció ayer que su Gobierno está ultimando un plan, que anunciará la semana que viene, para denegar el asilo a los migrantes que entren en Estados Unidos sin acceder por los puertos de entrada. Su intención, ha dicho, es hacerlo mediante orden ejecutiva. En la actualidad, cualquier inmigrante puede solicitar asilo, bien en los puestos fronterizos o dentro del país si ha cruzado ilegalmente. El presidente anunció también su intención de poder retener a los inmigrantes hasta que los tribunales resuelvan su caso, para evitar que una vez liberados no se presenten ante las autoridades. Pero la medida sería difícilmente realizable, porque existen dos sentencias que limitan el tiempo de retención para familias (20 días) y también para individuos solos. La propia Ley de Inmigración y Nacionalidad establece que cualquiera que llegue a Estados Unidos puede solicitar asilo. Cualquier colisión con la ley, por orden ejecutiva, sería más que probablemente llevada ante los tribunales.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*