J. R. Smith, fuera de nuevo de la rotación, quiere ser traspasado

No va a ser una buena temporada en Cleveland. Tras la salida este verano de LeBron James dirección Los Ángeles, los Cavaliers se situaron al borde del abismo: sin aspiraciones reales, se hace segura una reconstrucción que tiene muchas esperanzas en el rookie Collin Sexton (ocho de draft) y que tras solo seis partidos ya no cuenta con Ty Lue. El entrenador del primer anillo en la historia de la franquicia fue despedido el pasado domingo tras no ganar ningún partido. 

Un rosco en este primer tramo de curso que se arregló con la victoria frente a Atlanta (otro de los duros competidores en el tanking), pero que deja una cosa clara: la debilidad de esta plantilla es tan grande que solo James era capaz de sostenerla. De hacer milagros como llevar a la mayoría de estos jugadores a unas Finales y llevar al límite en dos de cuatro partidos a los Warriors.

Como en toda reconstrucción de proyecto, todos los esfuerzos se orientan en los más jóvenes y deja en un segundo plano a veteranos como J.R. Smith. El escolta, que había encontrado paz espiritual en Cleveland bajo la sombra de LeBron, no contaba nada para Lue: jugó cuatro minutos en sus tres primeros partidos del curso para un total de 12 de media en seis antes de que Lue fuera despedido. Larry Drew, entrenador interino, decidió no utilizarlo en la victoria frente a los Hawks. Smith no está contento con la situación y espera ser traspasado, según Chris Fedor (Cleveland.com)

El mismo periodista subraya que hace unos días, el mánager general Kobe Altman preguntó al jugador si deseaba permanecer en el equipo tras percibir su desgana. Un lenguaje corporal que levantó las alarmas: se temía que uno de los veteranos pudiera influir negativamente sobre los más jóvenes de esa forma. Según una fuente de la NBA, intercambiar a J.R. es «más fácil decirlo que hacerlo«.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*