Sorpresa en Texas: los Spurs de Pau (12+8) pierden contra Orlando

No te puedes relajar ni aunque estés por encima de tus expectativas. Es una de las reglas principales de la NBA. Los Spurs llegaban a este partido con muy buenas sensaciones, con un 75% de victorias en un inicio de temporada terrible para ellos por las lesiones que han sufrido, pero ni con esas vale para tomarte un día de relax.

Los Magic son ese equipo incómodo que, pese a no tener un gran objetivo, te la puede liar si a sus jugadores les sale el partido de cara. Y eso es precisamente lo que ocurrió en el AT&T Center, que ganaron por 110-117 al equipo de San Antonio para llevarse su segunda victoria del curso a domicilio (la otra fue en otra cancha bien complicada, la de Boston).

Popovich jugó de inicio con Aldridge como único interior para aprovechar el rendimiento de Dante Cunningham en el anterior partido, aunque ése fue uno los puntos en los que no acertaron. Si de inicio supieron contener bien la bravura de Orlando con la explosividad de DeMar DeRozan (25+7+5), cuando se sucedieron las sustituciones comenzaron los problemas. Patty Mills y Marco Belinelli eran los únicos locales que acertaban con el aro, y por contra veían un juego combinativo de relumbrón -lo que a ellos se les alaba casi siempre- en el equipo contrario.

Los exteriores altos de los Magic, los Ross o Gordon, se crecieron viendo que Cunningham y Pöltl no acertaban a defenderles convenientemente. Fournier estuvo muy bien también, supo leer bien los bloqueos y desmarcarse para confundir a los defensores.

Los Magic aprovecharon el buen hacer en los últimos minutos del primer cuarto para gozar de las ventajas cercanas a los diez puntos casi todo el partido. Incluso en el tercer periodo se incrementaron, lo que fue la puntilla para unos Spurs que no estaban dando con la tecla.

Dos pérdidas de balón (para contraataques) y once puntos casi consecutivos de Aaron Gordon (con tres triples) les llevó ya más a los veinte que a los diez de diferencia, pero todavía quedaba más. El novato Mo Bamba sacó a relucir piernas para poner la que sería la máxima ventaja, +26 (77-103, minuto 39).

Bryn Forbes, con varios triples seguidos, y Pau Gasol, con jugadas en ambos lados de la cancha, intentaron la remontada. Los Spurs se llegaron a poner a cinco (108-113), pero ahí se quedó la cosa.

Gordon terminó como máximo anotador del encuentro con 26 puntos. Gasol estuvo peleón y acabó con 12+8. Los Spurs se quedan con 6-3 en la Conferencia Oeste, mientras que el balance de los Magic es justamente el contrario.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*