Las legislativas no ofrecen una estrategia clara para derrotar al presidente en 2020

Los demócratas han salvado los muebles. Poco más. En una trepidante noche de recuento, en la que por momentos unos pocos miles de votos separaban la ola azul del abismo, han alcanzado su objetivo principal: conquistar un contrapeso legislativo a la agenda del presidente, poner fin a cuatro años de mayoría republicana en las dos Cámaras, en definitiva, acabar con la barra libre de Donald Trump. Pero poco más podrán sacar en positivo de este segundo asalto con el mandatario más extravagante y polarizador, que llegaba a las elecciones legislativas, tradicionalmente malas para el partido del presidente, con unos índices de desaprobación récord.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*