La frontera de Estados Unidos dice ‘no’ al muro de Trump

A las seis de la mañana, el atasco en el puente internacional Paso del Norte en la frontera entre El Paso (Texas) y Ciudad Juárez (Chihuahua) es considerable. Ciudadanos de México y Estados Unidos van de un lado a otro del Río Grande para llegar al trabajo, a la escuela o para hacer la compra. La simbiosis entre ambas ciudades se remonta al siglo XVI, tres siglos antes de que la frontera dividiera en dos a este centro urbano en 1848. Los habitantes de ambas ciudades no entienden sus rutinas diarias sin “el otro lado”. La propuesta de construir un muro en los 3.169 kilómetros limítrofes, con la que Trump arrancó su campaña en 2015, no ha calado en estas comunidades que ven la propuesta, como mínimo, imposible.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*