Los Pelicans ofrecieron a Mirotic para hacerse con Butler

El traspaso de Jimmy Butler a Philadelphia se hizo ayer oficial y ya solo queda esperar a los estrenos: del alero con los Sixers, en principio mañana en la pista de Orlando Magic, y de Robert Covington y Dario Saric con los Wolves. Acabó un culebrón que comenzó en verano, cuando Butler se negó a volar de Houston a Minnesota con el resto del equipo una vez finalizada la temporada (la primera en playoffs para la franquicia después de 13 años) con el 4-1 en contra en primera ronda de playoffs, ante los Rockets. Después vino la confirmación a la entidad de que no seguiría más allá de este último año de contrato en ningún y de ahí a la inevitable petición de traspaso

Seguramente quienes mejor han contado este caso han sido Shams Charania y Jon Krwczynski, en The Athletic. En su último artículo, estos periodistas hacen una exacta cronología del divorcio entre Butler, los Wolves y Tom Thibodeau, el entrenador con el que se erigió en estrella totalmente inesperada en Chicago Bulls.

En el artículo, además, se ofrece una descripción de las distintas ofertas que fueron recibiendo los Wolves, comenzando por un primer contacto de Miami Heat, que quería ofrecer a Goran Dragic, Justise Winslow y un pick de primera ronda. La última oferta de la franquicia de Florida incluía como principal reclamo a Josh Richardson, al que en principio Pat Riley no quería traspasar. El acuerdo estuvo muy cerca pero finalmente se rompieron las conversaciones, según unas cuantas fuentes (información negada desde el entorno de los Wolves) porque Thibodeau hizo peticiones de última hora y con el acuerdo ya pactado, lo que provocó la ira de Riley.

Antes de cerrar el traspaso, y según estos dos periodistas, los Wolves tenían dos proposiciones además de la de los Sixers: los Rockets daban a Eric Gordon, Hilario Nene y dos primeras rondas después de haber recibido un no a su oferta con cuatro primeras rondas, Brandon Knight y Marquese Chriss. Y los Pelicans, ansiosos por poner una gran estrella al lado de Anthony Davis, ofrecían un paquete cuya principal pieza era el español Nikola Mirotic, que está firmando un brillante inicio de temporada.

Finalmente, los Wolves aceptaron la oferta de los Sixers: Dario Saric, Robert Covington, Jerryd Bayless y una segunda ronda. Fue después de que Jimmy Butler, que estaba tomándose partidos libres para forzar y no lesionarse mientras se gestionaba su futuro (y para enredar en el entorno de los Wolves, mientras), jugó 41 minutos en Sacramento después de haber jugado 43 en el Staples ante los Lakers. Durante el partido en Sacramento, la franquicia de Minneapolis recibe la noticia de que ese será el último partido de Butler porque el jugador ha decidido dejar la disciplina del equipo hasta que se concrete su salida. Thibodeau, que había tratado de convencerle durante el verano, tampoco había podido contar con un buen inicio de curso para reenganchar a Butler a su proyecto. Y después de partido en Sacramento, cede definitivamente y le comunica a su cuerpo técnico que Jimmy Butler tiene que ser traspasado. Era el principio de un fin de culebrón que se precipitó a partir de ese momento.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*