Lou Williams decide y los Spurs, sin Pau, se meten en problemas

Lou Williams es un verso libre: su libreto personal de jugadas, más individual que colectivo, le lleva a ser protagonista cuando tiene la muñeca caliente. Ante los Spurs llegó cuando se le esperaba, cuando a otros se les encoge.

El carismático base decidió el duelo a favor de sus Clippers, un partido parejo que se decidió por pequeños detalles. De los que no se pueden prever, los de Williams. 

Entre el final del tercer cuarto y el principio del último estuvo la clave numérica. Los locales supieron sumar más, implicando bien a todos sus actores, y los Spurs vivieron de la solemnidad de DeMar DeRozan, que firmó su centésimo partido en la NBA anotando 30 o más puntos (34, en este caso). Curioso, ya que los Spurs de Popovich siempre han sido conocidos por lo contrario.

Los Clippers se pusieron diez arriba a falta de cinco minutos, pero los Spurs sacaron el orgullo e igualaron el encuentro a falta de uno. Dos acciones de Lou Williams (23 puntos), primero un tiro de cinco metros tras bloque de Harrell y luego un triplazo desde ocho metros jugándose el uno contra uno, sentenciaron para poder firmar al final el 116-111 con el que acabó el enfrentamiento.

Los Spurs están en una mala racha: en ausencia de Pau Gasol, todavía lesionado, llevan ya tres derrotas consecutivas y cinco en los últimos seis partidos.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*