Un gigante Marc (26) para en seco a los Wolves post-Butler

Minnesota Timberwolves estaba de fiesta desde el traspaso de Jimmy Butler a los Sixers. Después de acabar con el raro aroma que desprendía la presencia del alero, la franquicia había ganado dos partidos seguidos frente a rivales de entidad. Primero cayeron Nueva Orleans y luego, Portland. Ambos equipos de playoff. Y este domingo tocaba recibir al tercero, unos Memphis Grizzlies que han resucitado tras una pasada temporada horrible a base de los clásicos: el grit and grind ha vuelto a la ciudad de Tennessee con la llegada de jugadores como Kyle Anderson, Garrett Temple y el rookie Jaren Jackson, y Marc Gasol y Mike Conley como baluartes de una manera de jugar atípica en esta NBA ultra rápida.

Los Grizzlies pusieron sobre el parqué del Target Center sus cartas y salieron triunfantes. Cortaron en seco a estos nuevos Wolves con una sólida victoria por 15 puntos (85-100) y un gigante Marc Gasol. El internacional español fue un ciclón a ambos lados de la pista. Finalizó con 26 puntos (su segunda mejor anotación de la temporada) y un 4 de 7 desde el triple (también segunda). Además, atrapó 13 rebotes, repartió tres asistencias, logró dos robos y puso tres tapones. Una hoja de servicio casi perfecta que sirvió para abrir una brecha significativa en el tercer cuarto (62-75) y acabar con las ilusiones de los Wolves en el último tras dos tiros libres del pívot (78-91, min. 45). Gran partido también de Jackson (13) y Conley (18). 

En cuanto a los Wolves, se fueron diluyendo con una rotación de nueve jugadores, donde Rose fue el máximo anotador con 18 tantos y Karl-Anthony Towns firmó un buen encuentro con 15 tantos y 20 rebotes.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*