Los Magic llevan al límite a los Raptors, pero Green lo arregla

Los Magic tienen ilusión y se nota. Si no, este partido en cualquier otro momento de los últimos cinco años hubiera estado muerto al verse en las primeras dificultades. Los Raptors están en cotas más altas, pero a veces viene bien liarse la manta a la cabeza y mirar hacia arriba para crecer. Orlando vio un gran partido entre estos dos equipos, que se resolvió en el último segundo y terminó 91-93.

Danny Green, el salvador al final del encuentro, fue precisamente el que anotó la primera canasta. El equipo de Canadá está mucho más hecho y se puso manos a la obra desde el principio. No daban pie con bola los Magic para defender sus ofensivas pese a que no eran excelsas en ningún caso. Los locales estaban dormitando. Dos triples esquinados de Lorenzo Brown ponían a los Raptors en +14 de ventaja (minuto 15) y ahí sí vendría la reacción.

El grupo de chavales y no tan chavales que han formado en la ciudad de Florida pelea también ahora en este tipo de situaciones, no como en el pasado reciente. Algunos destellos de Isaac y Bamba, poco esta vez de Ross y Augustin y mucho de Fournier y Gordon, sobre todo a la hora de mover al equipo en ambos lados de la cancha. Ambos equipos parecían a la par, más si cabe cuando los Magic llegaron a la altura de su contrincante a mitad del tercer cuarto.

La defensa de los Raptors empezó a hacer aguas por el centro y dejaba mucho espacio para la fantasía de los, en esta ocasión, hombres de negro. Sólo la calidad individual y colectiva que arrastran en ataque les hacía mantenerse en pie, porque no estuvieron tan finos como en otros partidos.

El desenlace del partido fue vibrante. El público se metió de lleno, agraciados con las mejoras de su equipo esta temporada, y los jugadores hicieron el resto. Ibaka (14 puntos y 9 rebotes) lanzó un tiro desde cinco metros que puso el 89-91 a falta de 40 segundos. En la jugada siguiente, Evan Fournier (27 puntos) esperó pacientemente para quedarse con Green, habitual buen defensor, al que superó con facilidad en el uno contra uno para el 91-91. Sólo quedaban 2,3 segundos en el reloj, pero Green tenía preparado el hachazo final para, además, redimirse: se deshizo de Iwundu gracias a los bloqueos, llegó casi a la línea de fondo para recibir desde el saque de banda y tirar para ganar.

Los Raptors consiguen con ésta otra importante victoria. El equipo ontariense se coloca ya con un 14-4 que brilla en solitario en lo alto de la Conferencia Este.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*