¿Se pueden autodestruir los Kings? El puesto de Joerger, en peligro

Los Sacramento Kings están 10-8, décimos del Oeste empatados con el octavo puesto y a 2,5 victorias del líder, los Memphis Grizzlies. La última vez que esta franquicia estaba por encima del 50% de victorias después de jugar 18 partidos fue en la temporada 2004/05, la penúltima en la que consiguieron meterse en playoffs. La siguiente volverían a meterse en la post temporada y desde entonces, desde ese año 2006, el equipo californiano no ha logrado acabar ninguna temporada con más victorias que derrotas. Lo más cerca que estuvo fue en la 2007/08, en la que cerró la regular season con un 38-44.

Estamos ante la franquicia que más años lleva sin jugar playoffs y, aunque aún queda mucha temporada por delante, por fin parece funcionar como un equipo de verdad. Jugando así, aunque finalmente se quedasen fuera, todo serían felicitaciones por lo que se entendería como un año de crecimiento para el equipo. Pero parece que dentro de la propia franquicia hay personas que no están nada contentas con cómo se están desarrollando las cosas.

La semana pasada ya se apuntaba a un enfrentamiento entre el entrenador, David Joerger, y el mánager general, Vlade Divac, a causa de los pocos minutos de los que disfrutan algunos de los jugadores jóvenes de la plantilla, especialmente el número 2 del último draft, Marvin Bagley III. Divac salió rápidamente a desmentir los rumores que apuntaban a un posible despido de Joerger y le dio públicamente su apoyo.

Por las últimas noticias, parece que el apoyo de Divac es cierto. El problema parece estar en otra persona. Brandon Williams, la mano derecha del serbio. Él fue el gran valedor en la decisión de escoger a Bagley III con el pick 2 que tenían en el pasado draft y no parece gustarle nada el hecho de que, ni sea titular ni juegue demasiados minutos. El jugador ahora mismo promedia 23,1 minutos por partidos, con 12 puntos, 6,1 rebotes y 1,3 tapones.

Su puesto en el equipo lo ocupa habitualmente Nemanja Bjelica. El jugador serbio llegó con 30 años este verano a los Kings y está ofreciendo un rendimiento magnífico: 11,7 puntos (con un 51,6% en triples), 5,7 rebotes, 2,2 asistencias y 1,2 robos en 25,2 minutos de juego. Y la mayoría de las veces es él quien está en pista en los momentos decisivos. Según Sam Amick, de The Athletic, «Joerger piensa desde la temporada pasada que Brandon Williams quiere contratar a un nuevo entrenador». El hecho de que Bagley III esté jugando menos de lo esperado no ayuda precisamente a que ese pensamiento cambie.

La situación, por tanto, parece la siguiente: Divac apuesta por la continuidad de Joerger, pero Williams hará todo lo posible por convencerle de que no sea así. Y hay un último actor que podría ser determinante. Matina Kolokotronis, el CEO de la franquicia. Según toda la gente que conoce el funcionamiento de los Kings, la figura de Kolokotronis tiene una importancia tremenda tanto en las decisiones económicas como en las deportivas. Y aún no se sabe de qué lado está en esta historia.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*