Empieza la rifa por Fultz: Cavs y Suns, primeros candidatos

La historia del número 1 del draft 2017 con la franquicia que le eligió, los Philadelphia 76ers, puede estar dando los primeros pasas hacia su final. Si la semana pasada se informaba en varios medios americanos que los Sixers estaban cansados con el cuento de nunca acabar de los supuestos problemas de hombro de Markelle Fultz (luego se supo que manejan informes que dicen que no tiene ninguna lesión y que su problema es psicológico), ya empiezan a sonar posibles destinos para el jugador.

Los que lo han hecho con más fuerza hasta el momento son los Cleveland Cavaliers y los Phoenix Suns. En el caso de los primeros parece que han sido ellos mismos los que han preguntado por la situación del base. En contraposición podrían ofrecer a Kyle Korver, un especialista en el tiro exterior (justo lo que andan buscando en Philadelphia) que lleva queriendo salir de Ohio desde que se fue LeBron en verano y que se le ha relacionado con los Sixers desde la llegada de Jimmy Butler.

En cuanto a los Suns parece que la historia ha sido al revés y han sido los propios Sixers los que se han puesto en contacto con la franquicia de Arizona. Por todos es sabido que los de Phoenix llevan buscando un base desde el verano. Terry Rozier ha sonado varias veces como objetivo e incluso se les llegó a incluir en un posible traspaso de Butler a tres bandas en el que ellos acabarían recibiendo a Jeff Teague. Todo esto habría llevado a que en las oficinas de Philadelphia lo vean como una oportunidad de sacar algo interesante por su joven jugador. En este caso se habla de Trevor Ariza, un hombre que, como en el caso de Korver, tampoco está muy contento con su actual situación.

Además, en ambos casos los Sixers intentarían conseguir alguna ronda de draft, una primera alta en el mejor de los casos. A los Miami Heat y a los Orlando Magic también se les ha relacionado con todo este tema, pero de momento no hay ninguna sospecha de que hayan hecho algún movimiento al respecto.

De momento, Fultz se ha marchado a Nueva York para que le realicen nuevas pruebas en el hombro. Eso será mañana y no se sabe muy bien que pasará a partir de entonces. Nadie sabe qué intención tiene el jugador, si reincorporarse inmediatamente a la disciplina de su equipo o esperar nuevas indicaciones de los especialistas que le van a tratar, que son ajenos al servicio médico de los Sixers. Lo cierto es que la situación parece estar en un punto de no retorno y cada vez son más las voces que hablan de que ambas partes quieren cerrar todo este episodio de manera drástica, poniendo punto y final a su relación.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*