Los Wizards sobreviven al festival de Harden (54+8+13)

Impresionante partido el que se vivió en Washington, con unos Wizards que por fin dieron la cara ante un rival de altura y unos Rockets que perdieron lo que la temporada pasada habría sido una victoria segura. Pero así están este año, sus exhibiciones ofensivas ya no son suficientes para barrer a los rivales y vuelven a quedarse por debajo del 50% de victorias.

Y eso que empezaron arrasando con un primer cuarto tremendo en ataque (30-42). Pero a partir del segundo la cosa se igualó y el partido ya no volvió a desequilibrarse más. Ahí fue donde vimos a unos Wizards que sí recordaron al equipo que firmaba playoffs año sí año también. Con su backcourt funcionando a pleno rendimiento (68 puntos, 4 rebotes, 15 asistencias y 4 tapones entre Wall y Beal) y con Markieff Morris, que ha perdido el puesto de titular, siendo vital desde el banquillo. 22 untos y 10 rebotes para el ala-pívot.

Todo esto teniendo enfrente al MVP de la pasada temporada firmando uno de sus mejores partidos del año. Y eso es mucho decir, porque ya lleva semanas jugando a un nivel tremendo. 54 puntos, 8 rebotes, 13 asistencias y 3 robos para él. Es la quinta temporada consecutiva en la que alcanza los 50 puntos, algo que sólo había hecho Wilt Chamberlain. Junto a Eric Gordon parecieron por momentos los Rockets que dominaron la NBA hace muy poco. Se combinaron para meter 90 puntos, el segundo dúo base-escolta con más puntos en la historia de la liga. El primero, Kobe Bryant (81) y Smush Parker (13) para 94 en total.

Pero Harden también perdió 11 balones, tres de ellos en la prórroga. Y en el tiempo extra los Rockets sólo anotaron dos canastas. Todo el esfuerzo ofensivo realizado durante 48 minutos desapareció en los 5 finales. Simplemente se les apagaron las luces cuando más falta hacían.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*