«Marc Gasol podría ser MVP»: datos que avalan su temporadón

Los Grizzlies han vuelto a recuperar, tras una temporada deshonrosa, el espíritu que tan característicos les ha hecho en la última década. Ese grit ‘n’ grind, esa tendencia de anteponer la defensa -y a cara de perro, sin miramientos- a otras que están claramente al alza en la NBA como los tiros exteriores o las posiciones variables, sigue vigente en la idea primigenia de J.B. Bickerstaff. Ya no tienen, sin embargo, a algunos veteranos que lideraban ese apartado del juego, como Tony Allen o Zach Randolph. Ahora Marc Gasol es el líder indiscutible, ya no sólo del equipo (algo que comparte con Mike Conley a partes casi iguales) sino de esa querencia a que proteger el aro sea lo primero en lo que pensar.

Los números le avalan. No sólo en los que se ven más a simple vista, por ejemplo en ser el hombre alto con un mejor promedio en robos de balón (1,6). Además suma 9,7 rebotes y 1,3 tapones. Hasta ahí se puede entender, añadiendo además que ésta es la temporada en la que menos pérdidas de balón está cometiendo (1,7). Si nos vamos a las estadísticas avanzadas vemos que Marc Gasol es el líder de la NBA, el líder total, en real plus-minus (8,02) y win shares (4,37); el RPM es un valor ponderado de los puntos que el jugador aporta cuando está en cancha y los que el equipo recibe cuando no está y el WS es un número asignado en base a la trayectoria del equipo aplicado a los parámetros de un jugador en concreto. Por si fuera poco, se nota mucho la diferencia de puntos que los Grizzlies reciben cuando él está y cuando él no está: 99,5 por 106,3.

Gasol ya fue reconocido en 2015 como el mejor pívot de la NBA, siendo incluido en el Mejor Quinteto, y ganó el premio a Jugador Defensivo del Año en 2013.

Los compañeros le apoyan: «Puede ser MVP»

En una muy lúcida explicación, hace unos días el jugador daba algunos tips sobre cómo lee él el juego en defensa y cómo está intentando evolucionar en ello en consonancia con la NBA: «Hay que ser inteligentes y no usar las manos. Están mirando mucho si usas las manos o empujas al atacante. Debes saber anticiparte a lo que quieren y confiar en tus compañeros para que te den la ayuda correspondientes, saber cuáles son sus tendencias y qué jugadas van a hacer».

Garrett Temple, uno de los que ha llegado a la franquicia este verano, avala que en declaraciones a ESPN que Gasol es un espécimen sin igual en la Liga: «No lo sabes hasta que juegas con él: sabía que hablaba mucho en defensa, pero lo importante son las cosas que dice».

Su entrenador principal también le apoya, ampliando el espectro incluso hacia el premio individual más importante que se da en la NBA: «Marc es élite, es uno de los mejores pívots y unos de los mejores jugadores que tenemos en el equipo que pueden jugar bien en ambos lados. Si seguimos ganando y él sigue jugando así, debería estar en la conversación por el MVP».

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*