Abrines le dedica a su abuela su mejor noche como tirador

Día grande para Álex Abrines. Brilló desde la línea de tres como nunca lo había hecho en la NBA. Metió 7 de sus 11 triples (no tiró desde ningún otro sitio), lo que supone su mejor marca en tiros de tres desde que llegó a Estados Unidos. Hasta ahora eran los 6 que le metió a los Grizzlies en diciembre del año pasado. Ya había intentado 11 lanzamientos desde el perímetro dos veces en su año de debut, pero entonces sólo acertó cinco. 

Y fue más especial aún porque, como el mismo explicó al final del partido, toda su familia estaba presente en el pabellón. Especial ilusión le hizo que estuviese su abuela, que era la primera vez que le veía en directo en Estados Unidos: «Es muy especial, es el primer día que mi abuela me ve en la NBA y estoy muy feliz por regalarle este partido. Y, obviamente, con esos triples».

Por lo demás el partido no tuvo demasiada historia. Los Hawks aguantaron el ritmo el primer cuarto y ya. A partir de ahí fue un abuso de un equipo que está súper en forma sobre otro que hace lo que puede cada noche. Los Thunder (7-3 en los últimos 10) están terceros de su conferencia a sólo un partido del liderato. Ahora les tocan tres partidos en el Este pero no demasiado difíciles: Pistons, Nets y Bulls. Así que podrían seguir perfectamente en ascenso.

Westbrook rozó otro triple-doble (23+9+10) y George (20+5+3+2) también llegó a la veintena. En los Hawks, doble-doble de John Collins (19+11) y 19 puntos también de Alex Len.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*