Jokic (23+11+15) y sus Nuggets toman Toronto en el duelo de líderes

El duelo de líderes, quizá por muchos inesperados a estas alturas, no decepcionó. Los Nuggets, a la cabeza de la Conferencia Oeste, visitaban Toronto para enfrentarse a los Raptors de Nick Nurse, que capitanean la Conferencia Este. Dos equipos distintos, con mejoras respecto al año pasado y bastante regularidad a pesar de que sólo llevamos un mes y medio de competición. Llegaban, además, pocas horas después de que se anunciara que Kawhi Leonard y Paul Millsap eran los Jugadores de la Semana de la NBA, otro aliciente -curioso- que habla a las claras de a qué duelo nos estábamos enfrentando. 

Los Nuggets se llevaron la victoria merecidamente. Su ataque fue mucho más versátil, abrasando por todos los lados a una defensa raptor que no fue siquiera mala, y supieron resistir en un pabellón que se calentó pese al frío viendo que podían seguir sumando. El equipo de Mike Malone ganó por 103-106 y le cortó la racha a su adversario, que sumaba ocho triunfos de manera consecutiva hasta llegar a esta fecha.

El inicio fue de dominio visitante. Sacaban puntos de debajo de las piedras. Sólo los arranques de Leonard, muy bien sosteniendo al equipo en los momentos complicados como se le ha pedido desde que llegó, dejaban tablas hasta que expiró el primer periodo, donde la salida de los suplentes revolucionó a todos. Beasley y Morris le daban otra velocidad a los ataques de los Nuggets y estiraban un poco la diferencia, contrarrestada luego por Delon Wright.

Pero cuando Jokic volvió a la cancha fue para impresionar. El serbio se puso a manejar seriamente los ataques de su equipo y ahí Denver supo mejor que nunca qué hacer. En esa fase del partido aportó puntos, pero también poso. Un 6-18 al borde del descanso dejaba en una muy buena posición a los suyos para la segunda parte.

La baja de Gary Harris, que se tuvo que retirar por un golpe, se notó. Las circulaciones de los Raptors fueron más fluidas por fuera y empezaron a bombardear a los Nuggets para acercarse en el electrónico. Fue muy poco a poco, mucho. El equipo de Colorado estaba a tope, un no parar de puntuar. Tuvo que salir de nuevo Wright para impulsar la reacción (casi) definitiva de sus compañeros.

Un triple de C.J. Miles les dejaría a un punto (88-89, minuto 41), pero faltaba algo más. Los Nuggets estiraron y Leonard acudió de nuevo al rescate: fue una canasta suya a falta de 55 segundos la que puso a los Raptors por delante (101-100). Y llegó el duelo final y ganó Jokic: una continuación en la que además le debieron conceder la falta a favor y un tiro sin mirar que hicieron bien en no conceder pero la llevó a los tiros libres daban el estacazo. El último tiro lo tuvo Kyle Lowry, podría haber sido el empate, pero no entró. Los Nuggets no bromean y sacan de Toronto una victoria más que meritoria.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*