LeBron y Wade se despiden: «Es dulce… pero también amargo»

El draft de 2003 se celebró entre una descomunal expectación… que acabó siendo absolutamente justificada. Pero han pasado ya 15 años y cuesta darse cuenta de que apenas queda de nada de esa generación, en buena medida porque quien la ha liderado, LeBron James, está promediando su mayor número de puntos desde los 25 años (cumple 34 en diciembre) en el mínimo de minutos por partido de su carrera. En parte es más joven que muchos compañeros de draft porque no pasó por la NCAA, en parte ha hecho un pacto con el diablo (más de 28 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias por partido de media).

Durante 16 años, LeBron James y Dwyane Wade han convivido en la NBA. Durante cuatro de ellos fueron compañeros en Miami, y ganaron dos anillos con los Heat. Después intentaron una última galopada juntos en Cleveland, pero esta acabó mal y Wade regresó a Miami tras un año en Chicago y unos meses en Ohio. Y, ahora, cuando el escolta de los Heat, uno de los mejores de la historia en su puesto, va consumiendo su última temporada (la que él mismo ha definido como “el último baile”), lleva uno de los grandes hitos de esta: el último duelo contra LeBron James en el Lakers-Heat de esta noche. Siempre que ambos equipos no se enfrenten en la Finales (posibilidad totalmente improbable), ambas estrellas generacionales, e íntimos amigos, coincidirán esta noche por última vez en una cancha de la NBA. En Miami, el 19 de noviembre, los Lakers arrasaron (97-113) con una actuación tremenda de LeBron (51 puntos, 8 rebotes) en un partido en el que no jugó Wade (cumple 37 años en enero).

Ambos han hablado del que será un partido especial. LeBron tiene claro que no es una noche más: “Es una sensación dulce, por todo lo que hemos pasado juntos en las pistas, y amarga, porque esta es la última vez que coincidimos”. Además, ha dejado claro que ni siquiera sabe explicar por qué les une una relación tan profunda: “A veces es una simple cuestión de química. No se puede explicar. Hice amistad en el instituto con Carmelo Anthony y Chris Paul y en el combine del draft, con Wade. No se puede ni explicar y por eso somos como hermanos”.

El alero sabe que sigue siendo el gran representante, y ya casi el único, de su generación de 2003: “Tengo que seguir adelante por la clase de 2003, seguro. Me gusta la situación en la que estoy, y Dwyane ha tenido una carrera increíble. Será Hall of Fame a la primera, ha sido tres veces campeón y muchísimo más… su trayectoria habla por sí misma”.

Wade, por su parte, tampoco tiene problema en reconocer que no será un partido más: “Siempre es emocionante jugar contra los Lakers y LeBron, obviamente, está ahora allí, y es la última vez que vamos a coincidir en pista así que tendrá ingredientes extra, no será un partido normal. No voy a decir que es un día más, no es así para mí. Quiero ganar pero quiero saborearlo, es la última vez que voy a jugar contra uno de mis mejores amigos y uno de los mejores jugadores de siempre”.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*