La sombra de la corrupción golpea a Bolsonaro a un mes de tomar posesión

El Tribunal Superior Electoral de Brasil refrendó este lunes al presidente electo, Jair Bolsonaro, un acto que formaliza su aptitud para asumir la presidencia y que marca oficialmente la cuenta atrás para su investidura, dentro de 21 días. El primer presidente militar de la redemocratización brasileña asume el cargo el 1 de enero. Bolsonaro sigue siendo venerado por la mitad del país sudamericano, mientras la otra mitad del gigante sudamericano y del mundo se pregunta si está realmente capacitado para asumir las riendas de una de las grandes potencias emergentes. Antes incluso de tomar el poder, Bolsonaro ya ha alimentado los noticiarios con varios asuntos que dejan enormes dudas en el camino, ya sea por la guerra interna en su partido, por el perfil de sus ministros o, más recientemente, por las sospechas de corrupción que empezaron a rondar a su familia.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*