La exhibición de Doncic (28+6+9) no es suficiente ante los Kings

Luka Doncic volvió a mostrar porque es el principal candidato para ser el mejor novato de la temporada a pesar de la derrota de Dallas Mavericks ante Sacramento Kings (113-120). El base, una vez más, otro día en la oficina más, dio un auténtico recital y acabó con 28 puntos, seis rebotes y nueve asistencias. Es su segunda mejor anotación de siempre en la NBA tras los 31 tantos que logró a finales de octubre frente a San Antonio Spurs y su 14º duelo con 20 o más puntos. Además, volvió a alcanzar su tope de pases a canasta desde que aterrizó en la Liga norteamericana. Ni tan mal.

El único lunar que arrastra el esloveno en los últimos tiempos es su acierto desde la larga distancia. Esta madrugada solo embocó uno de los cinco triples que intentó. La misma cifra que en el duelo anterior contra Phoenix Suns. En los últimos ocho partidos acumula un 10 de 41 desde la línea de tres puntos. Un bajo 24,3% que arrastra su media total del curso al 35,8%.

A pesar de esos 28 puntos, Dallas no pudo sumar su 16º triunfo de la temporada contra unos Kings que, destrozando todas las previsiones previas, han alcanzado ya esa cifra de victorias en los primeros 29 partidos del curso y están a solo once triunfos de las 27 que consiguieron el pasado año y a 19 de llegar a las 35, algo que no se huele en California desde 2008 cuando obtuvieron 38. Un trecho que puede ser cruzado a nado sin problemas si la pareja Buddy Hield-De’Aaron Fox mantiene la tensión mostrada esta noche: cada uno llegó a los 28 puntos para 56 en total de los 120 de los Kings.

Mala defensa en Dallas

Entre los dos doblegaron a la vuelta del descanso a unos Mavericks que naufragaron en defensa. Fue el cuarto partido que Dallas permitió 120 o más puntos, el segundo en lo que llevamos de mes de diciembre (Pelicans, 132). De ese grupo de encuentros, solo contra Minnesota pudieron llevarse el triunfo. «Tuvimos una mala noche en el lanzamiento y eso no nos ayudó. Pero en esos días, tu defensa tiene que mantenerte en el encuentro. Y simplemente no pudimos», señaló Rick Carlisle al respecto en palabras recogidas por ESPN. Al comenzar el último cuarto, los Kings ya tenían una ventaja de diez puntos, que ataque arriba, ataque abajo, se mantuvo hasta el final.

Tantos Dallas como Sacramento tuvieron que lidiar el duelo sin algunas de sus principales armas. Dennis Smith Jr. se perdió su quinto partido de los últimos seis por un problema en la muñeca derecha, una molestia que comienza a preocupar en los Mavs. La baja del sophomore y la de JJ Barea (esguince en el tobillo izquierdo) provocaron que Doncic tuviera mucha más responsabilidad en el puesto de base, como conductor de la ofensiva local. En Sacramento, ni el número dos del último draft, Marvin Bagley, ni Iman Shumpert pudieron participar en el triunfo de los suyos. Eso sí, Dirk Nowitzki volvió a jugar en su casa tras perderse los primeros 26 partidos de la temporada. Es su curso número 21 en la NBA con la misma camiseta. Algo nunca antes visto. La ovación que recibió fue más que merecida. Respeto a la leyenda.

La ovación a Nowitzki

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*