La hoja de ruta de los Lakers para unir a Anthony Davis y LeBron

Anthony Davis acaba su contrato obligatorio con New Orleans Pelicans en julio de 2020. En ese momento, el ala-pívot decidirá si quiere convertirse en agente libre sin restricciones o ejecutar su opción de jugador por una temporada más. Es decir, una de las grandes ballenas blancas de la NBA estaría abierta a escuchar a todas las franquicias en poco menos de dos años… aunque todo puede cambiar ya este verano si el crecimiento deportivo en Luisiana se estanca. 

Los Pelicans habían ilusionado al iniciarse el curso con cuatro victorias consecutivas, pero en un abrir y cerrar de ojos todo se derrumbó: seis derrotas en línea y vuelta a empezar. Las dudas y las certezas en el equipo se unen sin saber donde acaban unas y empiezan la otras, y Nueva Orleans ya presenta un balance negativo de 15-16 y se sitúa en la 12ª posición de una Conferencia Oeste en la que descolgarte un centímetro de la lucha por los Playoffs es morir. Si tropiezas, los enemigos se lanzan en picado sobre tu cadáver. No existen las segundas oportunidades.

Quedarse fuera de la postemporada, puede ser el punto de inflexión en la relación Pelicans-Anthony Davis. El ala-pívot solo ha disputado dos rondas finales en las seis temporadas que lleva en la Liga norteamericana y él quiere más. Mucho más. Por eso, los Lakers se preparan por si los acontecimientos se desencadenan.

Según Zach Lowe y Adrian Wojnarowski, los angelinos tienen una hoja de ruta para conseguir hacerse con los servicios de Anthony Davis. El primer paso es claro: no soltar ni jóvenes promesas ni rondas de draft para fichar un jugador que suba el nivel esta temporada, pero que dificulte el gran movimiento.

La segunda parte del plan es conseguir a uno de los grandes agentes libres de este verano sin, una vez más, arriesgar capital humano. El último es emplear todos los activos que queden para lanzar una gran oferta a los Pelicans para llevarse a Davis a Los Ángeles y juntarle con LeBron James, ya sea antes o después de la agencia libre.

Ese es el plan para un jugador al que su entrenador, Alvin Gentry, puso el cartel de intransferible a principios de esta campaña: «Si no quieres decir que es el mejor jugador de la NBA, digo que es el más valioso. Porque un jugador que no puedes traspasar por nadie es el jugador más valioso. Ni lo vamos a considerar. No hay nadie en la liga ni fuera de la liga por quien podamos traspasarle. Ni siquiera por Beyoncé. Si no traspasamos a Davis por Beyoncé, eso quiere decir que es intocable».

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*