Utah vuelve a hacerles la vida imposible a los Warriors

El pasado 19 de octubre, en el segundo encuentro de la temporada, los Warriors visitaron Utah y salieron vivos de milagro. Después de un auténtico partidazo en ataque de los Jazz, con Joe Ingles en modo estrella y metiendo 19 triples entre todo el equipo, los campeones se llevaron el encuentro en los últimos segundo por 123-124. Esta noche no ha habido tanta suerte.

Se podría decir que los Warriors son afortunados porque no van a tener que volver a pisar Salt Lake City a menos que les toque en playoffs. De momento no parece su pista favorita. Dos noches han jugado allí y pocas veces lo han pasado tan mal llegando ellos en buen momento. Han tenido partidos peores, pero casi todos dentro de esa horrible racha sin Stephen Curry y con Durant y Green a tortas. Pero ayer llegaban otra vez en alza y los Jazz se les volvieron a atragantar.

Metiendo un 40% de los tiros, un 32,3% de triples para 103 puntos. Los dos últimos equipos que le dejaron en guarismos similares fueron los Bucks (105) y los Raptors (93). Estos son los Jazz que bajan el culo, se remangan atrás, meten manos y cierran los caminos. Los Jazz que todos esperábamos ver al principio de temporada y que sólo están apareciendo en contadas ocasiones. De hecho llevaban cuatro derrotas en los últimos cinco partidos.

Ingles, Gobert y Mitchell hicieron su trabajo, este último con porcentajes bastante malos, pero si hay que destacar a alguien es a Jae Crowder. El alero ya viene avisando desde hace unos partidos que está en una forma excelente, quizá el mejor del equipo actualmente. Sus 18 puntos (5/9 en triples) y 11 rebotes se tradujeron en el mejor +/- de su equipo (+13). Ya hay quien le está pidiendo en el quinteto titular. Junto a él, Korver también insufló la fuerza necesaria desde el banquillo (12+2+4). Ricky tuvo un día aciago en el tiro (0/8, sólo anotó desde la línea de personal), pero sí aportó en el pase con 10 asistencias.

En los Warriors Curry (32+3+3+3) y Durant (30+7+2) estuvieron muy solos. El único jugador que logró superar la barrera de los 10 puntos fue Klay Thompson, y se quedó en 12 (3/12, 0/4 en triples). Ya llevan 11 derrotas, los Thunder les han vuelto a igualar y dejan tomarse un respiro a los Nuggets en la cabeza.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*