Harden (41+9+6+3+2) se viste de Jordan en otra victoria Rocket

Al comenzar la temporada no parecía sencillo que James Harden volviese a llevarse el MVP. Primero porque ya lo ganó el año pasado, y segundo porque el inicio de curso de los Rockets fue malísimo. A las puertas de 2019 todo ha cambiado. Harden es tan candidato como el que más. Su equipo ha reaccionado, llevan nueve victorias en los últimos diez partidos y ya son quintos en el Oeste a medio partido del cuarto puesto.

Y el culpable absoluto de todo esto es él. En estos diez partidos está jugando incluso mejor de lo que lo hizo el año pasado. Su sucesión de puntos da miedo: 29, 50, 32, 47, 35, 35, 39, 41, 45 y 41 esta noche para una nueva victoria. Son siete partidos seguidos metiendo 35 o más puntos, igual que Michael Jordan en la 87/88. Por delante ya sólo le quedan tres jugadores: LeBron James (9 partidos), Jordan de nuevo (10) y Kobe Bryant (13). Pero lo más grande es que no sólo se dedica a meter canastas. En esos siete partidos también ha repartido al menos 5 asistencias (hoy han sido 6) lo que le iguala con Oscar Roberton como los únicos de la historia en hacer algo así.

Recordemos que esta racha de los Rockets y de Harden es casi en su totalidad sin Crish Paul en la cancha. Los Rockets despiden el año recibiendo a los Grizzlies, en los que será una serie de cinco partidos terroríficos de los que pueden salir mirando de tú a tú a los primeros de la tabla o volviendo otra vez al barro de la pelea por la octava posición: Warriors fuera, Blazers fuera, Nuggets en casa y Bucks en casa. Todo esto para estrenar el año y puede que sin Eric Gordon, que ayer se marchó en el último cuarto con problemas en la rodilla y se someterá hoy a pruebas para conocer el alcance de la lesión. Antes le dio tiempo a meter 21 puntos en 27 minutos.

Los Pelicans tuvieron a un Anthony Davis más terrenal (22+11 y 3 robos) después de la barbaridad de partido ante los Mavericks, aunque otros tres compañeros llegaron a los 20 puntos: Randle (23+11+4+2), Moore (21+7) y Holiday (20+6+9). A partir de ahí, sequía total.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*