La lesión de Zeller abre nuevas opciones de juego a Willy

Willy Hernangómez se enfrenta a una situación nueva en Charlotte. A casi un año vista de su traspaso desde Nueva York, el español está ante una de sus oportunidades para ganar sitio en la compleja rotación de James Borrego. El pívot con el que compite y que es titular, con más presencia que él, no va a estar por un periodo aún indeterminado de semanas: Cody Zeller se fracturó una mano y no estará presente durante al menos dos semanas (que podrían ser meses cuando le hagan nuevas pruebas médicas).

Zeller deja un sitio que Willy Hernangómez podría llenar. Peleará con Kaminsky o Biyombo por ello. El internacional de Las Rozas confía en que esto le abra una nueva puerta y pone el énfasis en la defensa, su gran tara: «Creo que estoy mejorando. Estoy pillando todas las coberturas y trabajo con los ojeadores para las defensas. Todos los entrenadores me dan ánimos. Sé que la parte ofensiva llegará, por lo que me debo centrar en la defensa para mejorar».

Borrego concuerda con el jugador: «Ahora es él el que tiene que proteger el aro. Tiene que mantenerse de frente al balón, rebotear y defender. Puede hacerlo, tiene la habilidad». Además le lanza un cumplido aunque no confirme su titularidad: «Es el jugador que más tiempo se tira en nuestro gimnasio, ahora tiene más confianza».

Para Hernangómez sería una nueva oportunidad para demostrar de qué es capaz y por qué le acogieron los Hornets: «Creo que, con todo lo que pusieron en la mesa con el traspaso, debo devolverles algo. Me encanta la ciudad, me tratan bien».

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*