Kanter no estará en el partido de Londres: “Temo por mi vida”

Los Knicks, que llevaban ocho derrotas seguidas y un triunfo en catorce partidos, se llevaron una alegría en el Staples, donde remontaron en el último cuarto ante unos Lakers lastrados por las bajas. Uno de los jugadores más importantes en la victoria fue el turco Enes Kanter, que ha dado que hablar en los últimos días al reconocer que no estaba a gusto con su rol y al afirmar que con más minutos y responsabilidad podría ser all star.

Después del duelo en L.A., Kanter, que siempre habla sin tapujos sobre cualquier tema (a veces de hecho le trae problemas su exceso de sinceridad), aseguró que no va a estar en el partido anual de la NBA en el O2 de Londres, este año Knicks-Wizards el próximo día 17 de este mes. ¿La razón? Política: “Ya he hablado con la franquicia, por desgracia no voy a hacer el viaje a Londres por culpa de ese maldito lunático, el presidente de Turquía. Si lo hago existe la posibilidad de que maten allí. Por eso no voy. Me quedo aquí, entrenaré aquí. Es triste que estas cosas afecten a tu trabajo pero así es con ese lunático, ese dictador. No pudo ni suiquiera hacer mi trabajo. Si voy podría morir, sería una opción nada difícil. Tiene muchos espías allí…”.

Los Knicks hablan ya de un “problema de visado” pero las explicaciones de Kanter no dejan lugar a muchas más interpretaciones. Kanter es un proscrito en Turquía (hace muchos años que no va a la selección) por sus críticas al presidente Tayyip Erdogan, que le valieron el pasado mayo una solicitud internacional de detención por parte de las autoridades turcas, que también han revocado su papasorte.

Hace tiempo que Kanter prefiere no viajar fuera de las fronteras de EE UU y Canadá, ya que en 2017 tuvo un incidente cuando se encontraba en un campus con su nombre en Indonesia, país que tuvo que abandonar por la vía rápida cuando la policía quiso reunirse con él porque las autoridades turcas le habían comunicado que era “un personaje peligroso”. Llegó a Bucarest a la fuga, pero tardó en poder salir de Rumanía porque Turquía ya había invalidado su pasaporte. Finalmente viajó a suelo estadounidense vía Londres y desde allí se refirió a su situación: “Si hace esto a mí que juego en la NBA, ¿qué no le hará al resto de la gente? Desde el fallido golpe de estado en Turquía, Erdogan ha transformado el gobierno en una dictadura, cualquiera que vaya contra él o le critique es su objetivo. Podéis pregungar a Amnistía Internacional”. Kanter, que ha definidio a Erdogan como “un Hitler moderno”, lleva más de tres años sin pisar Turquía: “Recibo amenazas de muerte constantemente, Erdogan piensa que la libertad de expresión es peligrosa”, dijo tras su incidente en Indonesia, “quien contacta conmigo va a la cárcel, aunque sea solo por seguirme en Twitter o darle a me gusta en mi página de Facebook”.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*