La oposición venezolana apela al Ejército para frenar a Maduro

La Asamblea Nacional de Venezuela, dominada por la oposición al régimen de Nicolás Maduro, eligió ayer a su nuevo presidente, Juan Guaidó, de Voluntad Popular, el partido del dirigente Leopoldo López, en prisión domiciliaria. Guaidó declaró «ilegítimo» al mandatario y consideró «rota o usurpada la cadena de mando» en las Fuerzas Armadas —principal sostén de Maduro—, a la que pidió apoyar los esfuerzos para «restablecer la democracia» en el país. La diputada Delsa Solórzano negaba más tarde que el pedido de apoyo a la Fuerza Armada sea para «dar un golpe de Estado».

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*