May se aferra a su plan del Brexit y redobla la presión para aprobarlo

Si el equipo de May confiaba en que la Navidad atemperara los ánimos de los euroescépticos, diera tiempo para la reflexión a los indecisos y suavizara la firmeza de Bruselas, ya ha tenido tiempo de comprobar que la estrategia no ha funcionado. “Realmente, no puedo creer que el Gobierno haya sido tan estúpido. El problema durante todo este tiempo ha sido que mientras nuestros negociadores se han comportado con la UE como si fueran amigos, ellos nos han tratado como adversarios”, escribía este domingo Ian Duncan Smith, exlíder del Partido Conservador y una de las voces antieuropeas más agresivas, en las páginas del Mail on Sunday.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*