Los jóvenes Lakers toman OKC en la prórroga con un Kuzma estelar (32+8+4+3)

Como si de una conjura se tratase al saber que no iban a contar con LeBron ante lo que se les venía encima (visitas a Oklahoma y Houston) los jugadores jóvenes de los Lakers se pusieron las pilas para lograr una de sus mejores victorias del año. En casa de los Thunder, después de naufragar en el primer cuarto e imponiéndose con claridad en la prórroga.

Como decía, el primer cuarto fue un abuso de los locales (39-27) con Paul George campando a sus anchas. El alero, que acabó con  27 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias y 3 robos parecía poner los cimientos de una victoria sencilla para los suyos. Pero esta vez los poco experimentados jugadores angelinos se comportaron como todo lo contrario. Bajaron el culo en defensa, empezaron a mover el balón en ataque, miraron a los ojos a los Thunder y se pusieron a jugar como si nada hubiese pasado.

Brandon Ingram, que estuvo horrible en el lanzamiento (1/9) dio un clinic repartiendo juego (11 asistencias), Lonzo hizo un partido completísimo (18+6+10), e Ivica Zubac, que salía de suplente, volvió a ser una fuerza de la naturaleza en la zona (26+12, +35 con él en cancha). Y además enfrentándose a uno de los mejores pívots de la temporada como es Steven Adams (17+15 y 4 robos). Pero el gran protagonista fue Kyle Kuzma. Ya no es ninguna sorpresa que sea la principal arma en ataque de los Lakers desde la ausencia de LeBron. Es verdad que se suele jugar mucho lanzamientos y que no todos los días está acertado. Pero cuando sí lo está es una gozada. Anoche acabó con 32 puntos, con un 11/20 en tiros de campo y un espectacular 7/12 en triples.

La última jugada del tiempo reglamentario fue muy polémica. Los Lakers ganaban de tres y Luke Walton pidió hacer falta que no fuera de tiro. Lonzo tocó a Westbrook y este tiró desde el perímetro después. No parecía la misma acción, pero los árbitros le dieron tres tiros libres al base que, por otro lado, tuvo un día nefasto de cara a canasta. Metió 26 puntos con 23,3% de acierto en 30 intentos. El primer jugador que mete menos del 25% con 30 tiros o más desde Allen Iverson en 2003. Eso sí, los tres tiros libres para forzar la prórroga no los falló.

Pero una vez allí no hubo historia. Los visitantes fueron muy superiores y acabaron ganando con facilidad en el tiempo extra (6-16). Los Lakers recuperan plaza de playoffs (son octavos, empatados con los Clippers, séptimos, y los Jazz, novenos). Tiene  a un partido el quinto puesto de los Rockets, su próximo rival en la carretera. Mientras tanto los Thunder se despegan definitivamente de las dos primeras posiciones y ya tiene a los Blazers empatados. 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*