Noche histórica para Doncic: primer triple-doble en la NBA

Luka Doncic ya tiene el triple-doble que, era casi el último hito, ya se le había escurrido varias veces entre los dedos en su primera temporada en la NBA. Fue en su partido 45 en la liga y con 19 años y 317 días. Y fue en el día de Martin Luther King, muy señalado en el calendario NBA, y en un partido en el que sus Mavericks bailaron (mientras pudieron) en Wisconsin alrededor de los Bucks, el mejor equipo del Este, pero acabaron perdiendo con cierta claridad (116-106). Es ya un 20-26 (y 4-20 fuera) para los texanos, que ven cada vez más lejos unos playoffs del Oeste que nunca fueron, en todo caso, un objetivo demasiado realista en una temporada que es de transición y que está animando sobremanera el fenómeno Doncic.

Los Bucks (34-12) ganaron cuándo y cómo quisieron, sin forzar la máquina y permitiendo a los Mavericks irse al descanso por delante después de un segundo cuarto en el que la segunda unidad de los de Carlisle bombardeó desde el perímetro. Por entonces (57-59), Doncic estaba totalmente negado en el tiro: 1/7 para 3 puntos pero ya, sin ser ni mucho menos uno de sus partidos más brillantes, 7 rebotes y 6 asistencias. En la segunda parte el esloveno fue afinando y aunque no entró nunca en verdadero calor anotador terminó, después de un intento de reacción heroica en el último cuarto, con 18 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias, un 6/17 en tiros y 2 triples de 5 intentos. El triple-doble lo selló a falta de cinco minutos y medio con su décima asistencia. El segundo jugador que lo logra con menos de 20 años: por delante, solo Markelle Fultz (19 años y 317 días la temporada pasada). Por detrás ahora, los 20 años y 15 días de Lonzo Ball.

Son 4 derrotas seguidas y 7 en nueve noches para unos Mavs a los que les cuesta horrores fuera de casa, ya no tienen la chispa primordial del lesionado JJ Barea (0-8 en 8 partidos sin él), sufren demasiadas noches de juego inerte de Harrison Barnes (esta vez 8 puntos y 0/8 en triples) y ahora se mide en back to back a los Clippers, con Dennis Smith Jr de vuelta. El base, que ha provocado un culebrón con su extraña salida del grupo y los rumores de traspaso, ha encauzado (aparentemente) su relación con Rick Carlisle y regresa al redil para un equipo que, corto de talento, volvió a exprimir en Milwaukee la producción de otro rookie, Brunson, Wesley Matthews y Dorian Finney Smith.

En horario madrugador, los Bucks no pisaron el acelerador ni dieron sensación de necesitarlo. Ganaron en marchas cortas, con un poco de defensa en la segunda parte y más transiciones rápidas que triples (12, 4 de ellos para un notable Brook Lopez). El físico de Bledsoe (21 y 5 asistencias), un poco de tono de Middleton tras el descanso (13), los tiros de Sterling Brown (11) y el pegamento de Brogdon bastaron como acompañamiento de un Giannis Antetokounmpo que sin dar su versión más dominadora acabó con 31 puntos, 15 rebotes y 5 asistencias. Para él fue la mejor hoja estadística de la noche y la victoria. Y para Doncic el prime triple-doble de su carrera NBA. Se enfrentaban al fin y al cabo (los dos europeos, además) dos de los tres jugadores más votados por la afición para el All Star Game. Y el otro, el único que les precede, es LeBron James…

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*