Gasol, sobre los rumores de traspaso: «Es parte del negocio»

Pau Gasol podría tener esta noche ante los Pelicans más minutos de los que está acostumbrado a jugar esta temporada. Los 38 años de edad y una lesión en el pie que le tuvo 25 partidos fuera de juego le están dejando con un papel poco relevante en la rotación, pero los Spurs se encuentran para el partido de hoy con varias bajas que podrían abrirle paso.

DeMar DeRozan y Davis Bertans no estarán ante los de Nueva Orleans y LaMarcus Aldrige es seria duda. Si al final tampoco juega obligaría a Popovich a tirar de Gasol más que nunca: «Desde que tengo permiso para jugar, he hecho todo lo posible por mantenerme listo y volver a la pista para hacer lo que me gusta hacer. Ha sido diferente de lo que esperaba, pero trato de mantenerme listo para el momento en que el cuerpo técnico se sienta cómodo y confiado al volverme a poner en la rotación y me dé la oportunidad de jugar como sé«, explicaba el español a Tom Osborn, de My San Antonio, un medio de la ciudad texana.

El ala-pívot está promediando 2 puntos y 4,2 rebotes en 10,3 minutos desde que regresó de su lesión y está contando menos que nunca para su entrenador, pero esta noche podría cambiar la dinámica: «Si es esta noche genial, porque estoy ansioso por jugar. He estado trabajando duro y manteniendo una actitud positiva, manejando la situación con madurez, sabiduría y profesionalismo», contaba Gasol. Hasta ahora, el partido que más minutos jugó (23) en lo que va de temporada fue el 4 de noviembre ante los Magic. Ese fu el último día que saltó a la cancha antes de la lesión de pie.

En su 18ª temporada en la NBA y con un contrato de 16,8 millones que finaliza en verano (tiene asegurada una extensión de 6,7 millones aunque no siga en los Spurs), los rumores de traspaso han empezado a sonar. Los de San Antonio se están jugando los playoffs y podrían intentar alún movimiento antes del 7 de febrero, la fecha límite para traspasar jugadores.

Sobre este tema también le preguntaron y esto es lo que dijo el jugador español: «Es parte del juego, parte del negocio. A veces las cosas están fuera de tu control. Sólo puedes controlar tu actitud y lo que das todos los días, y luego los equipos toman decisiones con fines deportivos, pero también muchas veces con fines comerciales, porque es un negocio. Las finanzas tienen que cuadrar, tienen que funcionar y tiene que haber planes de futuro». Y continuó hablando de esta situación con bastante madurez: «Entiendes todo eso. A veces es bueno para el jugador y mejora su situación, y otras veces no. Pero, al final del día, si haces las cosas bien y trabajas duro, probablemente tendrás la oportunidad de demostrar lo que vales, y eso es lo que siempre tengo en mente».

La forma en la que está aceptando su nuevo rol en el equipo no ha pasado desapercibido para sus compañeros, que están gratamente sorprendidos. Patty Mills, uno de los pesos pesados del vestuario, lo confirmaba: «Es un profesional. Ha sido una prueba de su personalidad y su carácter en una etapa que nunca había vivido. Sólo un profesional de verdad reaccionaría como él».

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*