Doncic sabrá hoy si juega el Partido de las Estrellas

Cuando comenzó la temporada en la NBA, Luka Doncic tenía varios objetivos. El primero, demostrar que era un jugador con madera para estar en la mejor liga del mundo; el segundo, que las expectativas creadas alrededor de él (se le ha llegado a nombrar el mejor proyecto europeo de la historia) no eran exageradas; y el tercero, pelear por el premio al mejor debutante del año. En ningún caso, ni en el mejor de los pronósticos, se le veía luchando por un puesto en el Partido de las Estrellas. Pero ahí es donde está exactamente.

Esta madrugada (01:00 hora española), la NBA hará oficiales los 14 jugadores suplentes, siete por Conferencia, que acompañarán a los titulares el próximo 17 de febrero en Charlotte. Doncic está en la terna por méritos propios. Lo que ha pasado para llegar hasta aquí es que el esloveno se está saltando todos los pasos lógicos.

Promedia 20,5 puntos, 6,9 rebotes y 5,4 asistencias. Para poner en valor estos datos, los únicos novatos en la historia con números similares son Michael Jordan y Oscar Robertson. Ya ha firmado dos ­triples-dobles sin haber cumplido los 20 años, algo inédito en la NBA. Es el líder indiscutible de los Dallas Mavericks y acabó quinto en las votaciones para su puesto de los quintetos titulares del Oeste, segundo en el voto popular. Una muestra inequívoca de hasta que punto se ha ganado a la afición estadounidense.

Ahora lo que necesita es el favor de los entrenadores, encargados de elegir a los suplentes. Y la competencia es terrible. Cinco de los siete puestos parecen adjudicados. Es casi imposible que Russell Westbrook, Damian Lillard, Klay Thompson, Anthony Davis y Nikola Jokic no estén. Así que al ex del Madrid le toca pelear por los otros dos con parte de la élite de la Liga.

LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan (Spurs), Steven Adams (OKC), Jamal Murray (Nuggets), Donovan Mitchell y Rudy Gobert (Jazz), Tobias Harris (Clippers), Karl-Anthony Towns (Wolves)… Estos parecen sus rivales más evidentes, pero la lista podría seguir.

Si le seleccionan sería el segundo jugador más joven de la historia en un All Star (le superaría Kobe Bryant) y el primero entre los europeos. Y sólo dos novatos han jugado el Partido de las Estrellas en el siglo XXI. El simple hecho de estar en las quinielas da la medida de la temporada que está haciendo.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*