Doncic (20+3+2) da el susto ante unos Bucks todavía sin Mirotic

Cuando el 21 de enero los Mavericks jugaron por primera vez esta temporada contra los Bucks, el mejor equipo de esta Regular Season por ahora (41-13 ya), Luka Doncic firmó el primer triple-doble de su carrera NBA. Desde entonces, sus Mavericks habían ganado cinco partidos de siete totales… y se han transformado por completo. Para este segundo y último duelo con los de Wisconsin (107-122) los Mavs (25-29, los playoffs a cuatro partidos) solo conservan en su quinteto a su dúo de guards rookies, Doncic y Jalen Brunson. Y este último era titular entonces por ausencia de Dennis Smith Jr, que ahora está en los Knicks con Deandre Jordan. Y Harrison Barnes en Sacramento. Y Wesley Matthews camino de Indiana tras ser cortado en Nueva York.

Las cosas de la NBA, menos de 20 días después los Mavericks son un equipo nuevo en el que claramente Doncic ya es el eje, que anda estrenando a los recién llegados (18 puntos de Trey Burke, 12 de Tim Hardaway…) y que ya hace, básicamente, cálculos de futuro: minutos para Brunson, Kleber y Finney-Smith, espacio salarial para el próximo mercado (ya hay un nombre subrayado en rojo: Nikola Vucevic) y la promesa de que en el fondo de esta gestión no hay una política de tanking a pesar de que su pick de primera ronda se irá a Atlanta Hawks (por la operación Doncic-Trae Young) si no acaba en el top-5 del próximo draft (las protecciones lo pueden llevar hasta 2023 sin viajar a Georgia).

Así las cosas, los Mavs no fueron un rival demasiado rocoso para unos Bucks que están a otras cosas: seis victorias seguidas, doce en trece partidos y cuentas en una carrera del Este en la que el factor cancha va a contar mucho (de cara a los playoffs): dos partidos sobre los Raptors, seis y medio sobre Sixers y Celtics (y los Pacers, sin Oladipo, a 5,5). Niko Mirotic no debutó, sigue con el problema muscular que le tenía parado en Nueva Orleans, y Budenholzer no aseguró que fuera a hacerlo esta noche, en un back to back ante Orlando para el que descansó Khris Middleton, que en una semana estrenará condición de all star. Pero Mirotic sí pudo ver dónde será útil en su nuevo equipo, que se quedó en un 28% en triples (10/36) pero reventó a los Mavs con 80 puntos cerca del aro gracias sobre todo a las habituales vías de agua que abrió Giannis Antetokounmpo: 29 puntos, 17 rebotes y 7 asistencias en menos de 32 minutos y bien acompañado por los puntos fáciles de Bledsoe y Brogdon (18 cada uno) y la muñeca de Brook Lopez (20 y 6 rebotes).

Doncic, que ve como un nuevo equipo se ensambla a su alrededor, anotó 20 puntos aunque jugó con unas molestias a veces visibles en la mano izquierda. Se hará pruebas a una semana del Rookie Challenge del All Star Weekend. Se quedó esta vez en 3 rebotes y 2 asistencias con un 7/14 en tiros. Su equipo, ahora mismo, no está ni mucho menos al nivel de los más dominantes de la NBA. Entre ellos unos Bucks que ni bajan el ritmo ni tienen ninguna pinta de hacerlo en el futuro. Van a por todas.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*