Cousins salva a los Warriors en la mejor noche NBA de Richardson

Se vio que podía ser un partido complicado desde que se botó por primera vez el balón. El parcial de inicio fue de 6-24 y los Warriors no sólo no acertaban sino que al ir hacia atrás lo hacían con parsimonia y sin sentido algunos. Salieron en ‘modo zombi’ los campeones. El equipo de Spoelstra le jugó a triples a los Warriors y el gran acierto de manos de Winslow o Richardson era lo que inflaba el marcador de una forma sorprendente.

Tuvo que llegar Klay Thompson, con 11 puntos casi consecutivos al principio del segundo periodo, para hacer bajar el suflé y reducir casi toda la ventaja. Los sureños aguantaron casi hasta el descanso, donde Stephen Curry combinó un tiro que no tocó ni aro con dos triples seguidos que empataron el encuentro a 51 (minuto 23). Waiters estiró un poco más el chicle al anotar un triplazo con paso lateral para que los Heat se fueran 54-59.

Lo que vino después fue un carrete de intercambios muy bello y que puso el partido en su mejor versión: triple de Thompson, respondían por fuera Waiters y Richardson, triple de Thompson, Wade lanzaba bombas y Adebayo ponía los mates, triple de Thompson… Kevin Durant había cogido también el pulso al partido, pero los Heat también estaban en esa pelea. De hecho, llegaron a los últimos dos minutos enteros y con todas las opciones, las cuales aprovecharon con dos robos de balón (un tapón de Wade y mate, unas manos rápidas de Richardson y mate) para dejar a los Warriors al borde del K.O. Fue Durant el que los rescató de entre los muertos con un triple que ponía el 118-118 a falta de 42 segundos. Winslow erraba el tiro y Cousins cogía el rebote ofensivo y sacar la falta para terminar anotando los tiros decisivos del enfrentamiento.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*