“La gente se vuelve loca con otros pero el MVP es George”

“Para mí,Paul George es el MVP. Viéndole jugar los últimos diez partidos más o menos… está a otro nivel, todo el mundo se está dando cuenta. Si se así, es el MVP para mí“. Lo dijo Damian Lillard después de que sus Blazers (1-7 contra el top 3 del Oeste, Warriors, Nuggets y Thunder) cayeran en OKC ante un rival en estado de gracia (11 triunfos en 12 partidos) y con triples-dobles de Russell Westbrook, el décimo seguido (lo nunca visto en la NBA) y un George que acabó con 47 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias. Evan Turner está de acuerdo con su base: “Todo el mundo se está volviendo loco con Antetokounmpo, con Harden… pero para mí, y sin faltar a nadie al respeto, el mejor de la NBA ahora mismo es Paul George. Está a un nivel que cuesta hasta explicarlo”.

George acaba de ser nombre Jugador de la Semana en el Oeste con unos promedios de 37 puntos, 8 rebotes y 3,3 asistencias. En la temporada está en 28,7, 8, 4,1 y 2,3 robos. En los mejores números de su carrera en puntos (su tope es una temporada completa es 23,7), rebotes y porcentaje de tres. El de asistencias lo iguala. Con 28 años, está dando el paso adelante definitivo justo cuando se ha comprometido a largo plazo con los Thunder tras dar calabazas a los Lakers de su California natal, donde declaró que quería jugar cuando se consumía su etapa en Indiana. Pero Sam Presti apostó fuerte por él, asumió el riesgo de que se pudiera marchar después de solo un año y en los Thunder le convencieron la pasada temporada: esa era su nueva casa. Así fue y parece por ahora una excelente decisión para las dos partes. George realmente aspira al MVP y su equipo se está posicionando como la gran amenaza para los Warriors en el Oeste.

George, además, está también en las cuentas para el premio de Defensor del Año. El único jugador que ha logrado este galardón promediando además más de 28 puntos ha sido Michael Jordan. Así que la temporada del alero está siendo excepcionalmente buena. En términos que podrían acabar siendo historicos.

Los Blazers, explica el periodista Jason Quick, están sufriendo especialmente a George. La pasada temporada 4-0 en duelos directos entre ellos y este año 0-3. Entonces George promedió 21,5 puntos, 4,5 rebotes y 2,5 asistencias con un 28% en triples. Ahora, en los tres partidos en los que se han medido está en 40, 9,3, 5,3 y un 57% desde la línea de tres. Demoledor. “No pienso en qué habría pasado si hubiera venido a jugar con nosotros, se intentó y no salió”, remata Lillard. Habla de 2017, cuando antes de que los Pacers traspasaran a George a los Thunder (por Victor Oladipo y Domantas Sabonis), rechazaron una oferta de los Blazers con tres picks de aquel draft (15, 20 y 26) y un jugador que no fuera ni el propio Lillard, ni CJ McCollum ni Jusuf Nurkic. No prosperó.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*