Público en pie y partidazo de Marc en su estreno en Toronto

Con el público de su nueva casa, el Scotiabank Arena, en pie y en medio de una ovación atronadora, Marc Gasol debuó en Toronto como jugador de los Raptors a los nueve minutos de partido. Entró en lugar de otro español, Serge Ibaka, y ante unos Nets que vendieron cara su derrota (hasta el último instante, literalmente: 127-125). «Fue como tener mariposas en el estómago, como ser rookie otra vez«, dijo un Marc que se está acostumbrando al Este, a Canadá, a una franquicia que quiere jugar las Finales de la NBA (una bendición competitiva para él a la vista de sus últimos meses en Memphis) y a jugar al lado de Kawhi Leonard, con el que tantas batallas libró cuando uno estaba en Memphis y el otro en San Antonio. Así es la NBA.

Por el momento, Marc ha ganado sus dos partidos con los Raptors, con (eso sí) apenas un +7 de diferencia total. Su equipo (42-16) sigue en el cogote de los Bucks y con un buen colchón sobre Pacers, Sixers y Celtics. En el Este, la ventaja de campo promete ser especialmente importante en una segunda ronda que puede ser encarnizada (si, como deberían, llegan Bucks, Raptors, Sixers y Celtics). De los 19 minutos en Nueva York a 22 esta vez, Marc volvió a ser suplente y ejercer de ancla de una segunda unidad que fue especialmente eficaz en el inicio del último cuarto: el español anotó en ese parcial 11 de sus 16 puntos total y dio sus dos asistencias (también cogió 6 rebotes). Rodeado por la actividad de Anunoby, Powell, Green y McCaw (VanVleet está lesionado y el fichaje de Jeremy Lin todavía no es oficial), dio a su equipo un colchón (108-101) que se había esfumado (122-125 en el último minuto) bajo un aguacero de triples de D’Angelo Russell (28 puntos, 7 rebotes, 14 asistencias), Crabbe (22 puntos) y Joe Harris (24, 7/8 desde la línea de tres). Pero los Raptors anotaron los últimos cinco puntos, un triple de Danny Green y, tras fallo de Harris, una canasta desde media distancia de Kawhi, muy suya, que selló el triunfo antes de un error final de Russell.

Fue un partido excelente y Nick Nurse, que quiere dejar a Marc espacio para aclimatarse, demostró que sabe exacatmente para qué quiere al español, del que elogia la defensa, la dureza… y sobre todo al inteligencia y la capacidad para pasar. Los Raptors, con él en pista, van a adoptar una actitud de moverse hasta que él los encuentre. Y eso son muy buenas noticias para él, aunque por ahora su entrenador (no es algo ahora mismo importante) mantenga en el quinteto el frontcourt Kawhi (30 puntos, 8 asistencias), Siakam (17+4+4) e Ibaka (18 puntos, 12 rebotes, 9/13 en tiros).

Los Nets han perdido cinco de sus últimos seis partidos. Se quedaron sin Dinwiddie y LeVert ha vuelto pero está todavía lejos de su nivel previo a la lesión. SIguen compitiendo duro y el Este da mucho margen de error, así que por ahora no hay que hacer sonar las alarmas en el equipo de un Kenny Atkinson que también se deshizo en elogios hacia el chico nuevo de los Raptors, Marc Gasol: «Domina desde el poste, va a hacer mucho más peligroso a su equipo».

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*