Russell (36+7+8) tumba a los Cavs en la triple prórroga de Cleveland

Hay partidos que se señalan en el calendario como imposibles de no ver. Este año los que se juegan en Cleveland no suelen estar entre ellos. Pero a veces pasan cosas extraordinarias en esta Liga, como que en la ciudad de Ohio se vea uno de los mejores encuentros de la temporada. O, por lo menos, uno de los mejores finales.

Los Nets, que se estaban desinflando claramente desde hacía unos cuantos partidos, fueron todo el encuentro a remolque hasta que un triple de D’Angello Russell lo empató al final del tercer cuarto. A partir de ahí se desató la tormenta ofensiva en ambos bandos. Marquese Chriss (23+7), que salió desde el banquillo, puso a los Cavs con empate y, en la última jugada del tiempo reglamentario, ni Caris LeVert (12+7+9, titular por primera vez desde su regreso) ni DeMarre Carroll acertaron. Primera prórroga.

Colin Sexton (24+6+5), mostró una cabeza muy bien amueblada en la última posesión de su equipo en este periodo. Con dos abajo, recogió un rebote ofensivo dentro de la zona con menos de 10 segundo por jugarse. En lugar de precipitarse, salió botando hasta la línea de tres, analizó la situación y volvió a penetrar, esta vez con muchos menos rivales alrededor, para empatar con una bandeja. Otra vez los Nets tenían la opción de sentenciar, esta vez con 2 segundos por jugarse, pero la acción les salió bastante trastabillada y Jarrett Allen (10+12+3 y 6 tapones) no acertó en un tiro muy desequilibrado desde la bombilla. Segunda prórroga.

Aquí Jordan Clarkson, que se estaba saliendo durante todo el partido, explotó definitivamente. Acabó con 42 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias, convirtiéndose en el tercer suplente en los últimos 35 años en lograr un partido de 40+5+5. Los otros fueron Allen Iverson en 2002 y Nate Robinson en 2010. Parecía que esta vez sí, los Cavs se llevaban el partido. Una vez más los Nets con la última bola, otra vez en manos de Carroll (18+7). Pero ahora el alero acertó. Con 3 abajo, se aprovechó de un error defensivo del rival, que le dejaron sólo en la línea de tres al hacer una doble cobertura a Joe Harris (25 puntos, 4/5 en triples) para empatar sobre la bocina. Tercera prórroga.

Y aquí sí, aquí no hubo color. Los visitantes se llevaron claramente el parcial (11-20) con un D’Angello Russell espectacular. El jugador, a punto de estrenarse como All Star, lo celebró de la mejor manera posible. 36 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias. Mal día en el triple (5/15) pero varios de ellos en ese último tiempo extra que le puede dar un impulso moral tremendo a un equipo que empezaba a necesitar algo así.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*