La lesión de Zion Williamson reabre el debate sobre la NCAA

Zion Williamson está llamado a ser el número 1 del próximo draft. “Pensaba que LeBron sólo iba a haber uno”, dijo hace un par de meses Steve Kerr, técnico de los Warriors. “Sólo ves a alguien como él una vez en la vida”, añadía después Kevin Durant. El ala-pívot de la Universidad de Duke es un portento físico que domina la NCAA (21,6 puntos, 8,8 rebotes, 2,2 robos y 1,8 tapones), pero el miércoles una zapatilla se le reventó, literalmente, y el jugador de Carolina del Norte se hizo daño en la rodilla izquierda al caer al suelo. Por suerte, sólo ha sido un esguince de grado 1 y su primera elección no corre peligro, pero de haberse lesionado de gravedad podría haber caído varios puestos en el draft.

El huracán por la lesión de Zion ha tenido ya sus primeras consecuencias en la NBA. Donovan Mitchell, compañero de Ricky en los Jazz, se quejó de la norma “one and done (los jugadores deben pasar un año por la universidad antes de declararse drafteables) y la NBA ya ha pedido oficialmente que desaparezca. La directora ejecutiva del sindicato de jugadores, Michele Roberts, tiene encima de la mesa la propuesta de la NBA que podría estar vigente en 2022. Doncic ofrecía una solución hasta entonces: “Que jueguen en Europa”. Incluso Nike, que será la marca deportiva con la que firmará Zion cuando se convierta en profesional, perdió en bolsa 1.100 millones de dólares por el problema de la zapatilla.

David Stern, antiguo comisionado de la Liga, incorporó la regla en 2005 para evitar la presencia de ojeadores NBA en los institutos y para mejorar el rendimiento de los jugadores. Pero lo cierto es que ha generado un negocio universitario en el que se mueven millones de dólares y en el que los jugadores no perciben nada, poniendo en riesgo su futuro. El escándalo descubierto en 2017 (una trama de sobornos que afectaba a varias universidades) es otro de los motivos por los que la NBA quiere cambiarlo. La NCAA ya movió ficha autorizando a algunos jugadores de instituto (los considerados futuras estrellas por la Federación de EE UU) a tener agente en su último año.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*