Tres sargentos venezolanos animan desde Brasil a sus compañeros a desertar

El sargento Parra y el sargento González echaron a andar en dirección a Brasil este sábado cuando ya había caído la noche. Atrás quedaban su patria, sus familias y sus compañeros de armas. «Cuando los vi, llevaban los brazos en alto», ha explicado este domingo el primer brasileño que se los topó, tras cruzar el linde, vestidos aún con el uniforme de la Guardia Nacional Bolivariana. Iban desarmados. «Tenemos hambre, estamos exhaustos. Queremos entregarnos’, me dijeron», relata este hombre que exige permanecer en el anonimato porque su trabajo le impide comentar el asunto. Horas después los sargentos Jean Carlos César Parra, 33 años, Jorge Luis González, 27, y un tercer desertor venezolano, Carlos Eduardo Zapata, explicaban a plena luz del día sus motivos en el puesto fronterizo de Pacaraima, el único entre Brasil y Venezuela.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*