“Nadie será capaz de ganarnos en una serie a 7 partidos”

Los Boston Celtics no están viviendo su mejor momento de la temporada. Tras un mercado de fichajes en el que sus máximos rivales en el Este salieron reforzados y ellos se limitaron a intentar evitar el fichaje de Davis por los Lakers, la franquicia verde se encuentra en una pequeña crisis de resultados muy peligrosa a estas alturas de la regular season.

El conjunto dirigido por Brad Stevens suma 4 derrotas en los últimos 6 partidos y ha caído hasta la quinta posición de una Conferencia Este más competitiva de lo que ha estado en los últimos años. Muy lejos del primer puesto y con el nivel mostrado tanto por los Bucks como por Toronto parece que se tendrán que jugar con los Sixers y con Indiana el tercer puesto de la clasificación. 

Los ‘verdes’ han caído derrotados en los dos últimos partidos contra Milwaukee y Chicago. El primero, que será a priori uno de los rivales a batir en los playoffs, puede entrar dentro de lo normal. Cayeron por un solo punto y con errores arbitrales reconocidos posteriormente por la NBA. Más difícil es de entender el encuentro ante Chicago, donde fueron derrotados por 10 puntos y con muy malas sensaciones.

Sin embargo, esto no parece preocupar demasiado a la estrella bostoniana Kyrie Irving. El base, que firmó 37 puntos y 10 asistencias en un gran partido en el que fue lo único salvable de su plantilla, no ha dejado de dormir por esta mala racha: “Dejé de preocuparme por estos partidos, es temporada regular. Sé que nadie será capaz de ganarnos en una serie a 7 partidos“. 

Las palabras del ex de los Cavs pueden valer como aviso. Boston ya ha demostrado su alto nivel de competitividad en la fase final jugando las Finales de la Conferencia Este en las dos últimas temporadas. Sin ir más lejos, el año pasado se mostraron ultra combativos en playoffs a pesar de llegar sin el propio Irving y con un plantel lleno de gente joven que estuvo a punto de llegar a la Final de la NBA.

Veremos si este año los Celtics muestran el mismo nivel en la post temporada. De momento, el equipo de Stevens, que parecía recuperado en enero, ha vuelto a caer presa de la irregularidad y los resultados dispares sin encontrar constancia en su juego. 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*