Oklahoma corta su mala racha remontando y por los pelos

Eran cuatro seguidas y a punto estuvieron de ser cinco. Los Thunder se salvaron por los pelos ante los Grizzlies, que están mucho más destensados y aprendiendo a jugar entre ellos al ser una plantilla prácticamente nueva. Sólo un último cuarto casi a tope evitó el desastre de unos Thunder que volvieron a jugar sin Paul George, motor insustituible del equipo, y se notó.

No hubo grandes diferencias hasta que llegó el descanso. Avery Bradley, procedente de los Clippers este mes, empezó y no paró: todas las jugadas pasaban por él en la primera mitad del tercer cuarto, cuatro asistencias y tres canastas para dejar helados a los Thunder, una más después que pondría ya los diez en el marcador (58-68, minuto 31) como diferencia estable. No frenó Bradley, paradigma del jugador ‘two-way’ en esta Liga: hasta cuatro canastas más de mérito para cerrar la manga y una asistencia por debajo de las piernas del defensor para abrir la siguiente, toda una exhibición.

Nader, Grant y Westbrook sumaban de tres puntos, pero era Dennis Schröder el que estaba cambiando el signo del partido poniendo una marcha más en la defensa de las líneas de pase, en la forma de irse al ataque y en la visión para que sus compañeros finalizaran. Fue Russell Westbrook el finalizador, una de tres y una de dos y a volar. Fue Delon Wright el que falló el tiro decisivo desde la esquina derecha.

Los Thunder vuelven a escalar hasta la tercera posición, empatados con los Trail Blazers: 39 victorias y 24 derrotas. Los Rockets acechan y los Jazz se acercan. Otra pelea bonita por los puestos de cabeza de serie.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*