Green: «Nuestra defensa es una mierda con Cousins o sin él»

Corren tiempos de duda entre las grandes franquicias de la NBA. Celtics y Lakers están viviendo el peor momento de la temporada, pero tampoco se salvan los Golden State Warriors, quienes están recibiendo duras críticas por su bajo nivel defensivo. Acumulan cinco derrotas en sus últimos ocho encuentros, y entre ellas se encuentra la mayor derrota de la historia de los Warriors en casa: los Celtics les borraron de la pista por una diferencia de 33 puntos (95-128).

A pesar de seguir como líderes del Oeste y partir como favorito para revalidar el campeonato, los de Oakland son el 16ª equipo de la NBA en el rating defensivo (encajan 109,5 puntos por cada 100 posesiones). Varios de los focos de ese bajo rendimiento apuntan a DeMarcus Cousins, que siempre ha estado bajo la lupa por su falta de movilidad en defensa y los rivales están intentando explotar esa ventaja ante un rival tan poderoso como los Warriors.

Son este tipo de cosas las que Steve Kerr busca mejorar. El pasado miércoles, tras la dura derrota ante Boston, el entrenador organizó un entrenamiento. Tras la revisión del partido anterior y la sesión completa en pista, el propio entrenador y Draymond Green declararon ante los medios. Fue en ese momento cuando se planteó el problema defensivo y el nivel de Cousins en esa faceta. Green no dudó a la hora de responder a esta cuestión: “Mucha gente está mirando al equipo inicial y dice: “Oh, DeMarcus está ahí y la defensa es peor”. Pero nuestra defensa ha sido una mierda sin importar quién estuviese ahí”.

El ala-pívot matizó que en este momento no se pueden sacar conclusiones porque no están ofreciendo su máximo nivel. «Es fácil mirar los números y pensar que ellos te contarán la historia. Pero no hemos estado compitiendo. Todo empieza cuando compitamos al nivel que necesitamos. Entonces podremos obtener una mejor lectura de lo que funciona y lo que no. Pero en este momento no podemos obtenerla», reconoció Draymond, quien tiene muy difícil revalidar el título de Mejor Defensor del Año conseguido hace dos temporadas: “Con la forma en que ha estado jugando nuestra defensa es imposible (lograrlo)”.

El primer parche para este problema fue la reciente incorporación de Andrew Bogut. Se espera que el australiano se reincorpore con el equipo en la próxima semana, y será un jugador que encajará a la perfección en el equipo, tal y como reconoce Steve Kerr. “Ya he hablado con él. La idea general es que viene sin esperar minutos. Él va a ser parte de nuestro equipo y lo usaremos para cualquier situación en la que le necesitemos. Es un tipo que conoce nuestro sistema, conoce a nuestros jugadores, la mitad de ellos, y es excelente para nuestra ofensiva”, reconoció el entrenador.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*